Moore recibió $1.27 millones por controvertida jubilación antes de convertirse en jefe del LAPD

Los jefes de policía no pueden aspirar al polémico DROP, pero Moore lo hizo justo antes de serlo
Moore recibió $1.27 millones por controvertida jubilación antes de convertirse en jefe del LAPD
Michael Moore.
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia / La Opinión

Antes de convertirse en el nuevo jefe del Departamento de Policía de Los Ángeles el pasado junio, Michel Moore se tomó un breve descanso que le valió $1.27 millones de dólares.

Así, dejar el puesto de jefe de operaciones por unas pocas semanas proporcionó al agente de 58 años dicha ganancia inesperada por jubilación de manos de la ciudad.

Moore recibió el dinero gracias a su inscripción en el Plan de Opción de Jubilación Diferida de la ciudad (el polémico DROP), que paga a los policías y bomberos veteranos sus pensiones, además de sus salarios, durante los últimos cinco años de sus carreras.

El actual jefe de policía dijo en una entrevista que el plan para que se retirara y regresara casi de inmediato al trabajo fue propuesto por el exjefe Charlie Beck y aprobado por el alcalde Eric Garcetti.

Los jefes de policía no pueden aspirar al DROP, pero Moore lo hizo justo antes de serlo, algo que él considera casualidad y no un plan premeditado. Pero, claro, muchos ven con malos ojos la situación.

El programa DROP, que fue probado y abandonado en muchas ciudades debido al costo, ha pagado más de $1,600 millones de dólares en cheques de pensiones extra a policías y bomberos de Los Ángeles desde su inicio en 2001.