La deficiencia de la vitamina D en nuestros hijos

Hay que estar al tanto de los estragos que puede causar
La deficiencia de la vitamina D en nuestros hijos
Tener los niveles recomendados de vitamina D es importante en la niñez.

En los últimos años se ha reportado un aumento de niños y adolescentes con deficiencia de vitamina D.

La vitamina D es una vitamina liposoluble que tiene un papel muy importante en el metabolismo del calcio, y el fósforo. Tiene mucha importancia en la salud de los huesos, en las enfermedades crónicas, en el sistema inmunológico y en el sistema cardiovascular.

Muy pocos alimentos contienen vitamina D. Por lo tanto, el mayor suplido de Vitamina D es a través de la exposición a la luz solar la que estimula la síntesis y metabolismo en la piel de la vitamina D.

Debemos recordarnos que la gente ahora se limita a la exposición del sol debido a los riesgos de contraer cáncer, pero debemos tener un equilibrio por las consecuencias que trae en la salud de nuestros hijos el estar deficiente de vitamina D. Muchas investigaciones sugieren exponerse de 15 a 30 minutos de sol al día.

La vitamina D que proviene de la dieta o de la exposición al sol en la piel es inactiva y necesita convertirse en su metabolito activos. La vitamina D se activa en el hígado en y luego en los riñones.

La deficiencia de la vitamina D produce:

Raquitismo

Osteomalacia

Osteoporosis

Fracturas de huesos

Problemas con el crecimiento

Dolor y sensibilidad en los huesos

Deformidades dentales

Calambres y debilidad musculares

Baja estatura

Los niveles sanguíneos de vitamina D deben comenzar a chequearse desde los 6 meses a 9 meses de edad o cuando usted o su médico pienses que su niño/a esta en riesgo de tener niveles bajos de vitamina D.

Causas de deficiencia de vitamina D:

Exposición reducida a la luz solar

El consumo de medicamentos que reducen la absorción de la vitamina D, como, por ejemplo, los anticonvulsivos

Niños y adolescentes con sobrepeso u obesos: pues esto hace que la vitamina D se deposite en el tejido graso del cuerpo y no permite su conversión a un metabolito activo

Niños con enfermedades que no permita la absorción de grasa como la fibrosis quística

Niños con alergia a la leche o la lactosa

Tratamiento:

Se recomienda suplementos de vitamina D dependiendo de la edad de sus niños

Los niños menores de 1 ano deben recibir 400 IU por día

Los niños mayores de 1 año deben tomar 600 IU por día

Tomar o comer comida fortificada con Vitamina D.

(La Dra. Denise Núñez es pediatra y  fundadora de la Fundación Niño de la Caridad en El Bronx, NY)