Trump enfurece con su exabogado Michael Cohen por implicarlo en investigación

El presidente, en cambio, defiende a su exjefe de campaña, Paul Manafort por "no quebrarse"
Trump enfurece con su exabogado Michael Cohen por implicarlo en investigación
El presidente Donald Trump y su exabogado Michael Cohen.
Foto: Getty Images

Anoche en su mitin en Virginia, el presidente Donald Trump evadió los casos de Paul Manafort, su exjefe de campaña, y de Michel Cohen, su exabogado personal, pero esta mañana el mandatario publicó varios tuits al respecto, dos de los cuales muestran su enojo contra su exdefensor.

“Si alguien está buscando un buen abogado, ¡sugeriría fuertemente que no contraten los servicios de Michael Cohen!”, escribió el presidente.

Luego publicó otro mensaje donde comparó la lealtad de Manafort contra la “traición” de Cohen.

“Me siento muy mal por Paul Manafort y su extraordinaria familia. La ‘Justicia’ tomó un caso de impuestos de hace 12 años, además de otras cosas, aplicó tremenda presión contra él, quien, a diferencia de Cohen, rechazó ‘quebrarse’: inventar historias para obtener un ‘trato’. ¡Un gran respeto por tan valiente!”

Este martes, Cohen se declaró culpable en la corte federal de Manhattan de ocho cargos criminales e involucró al propio presidente Trump, ya que admitió que “en coordinación y bajo la dirección de un candidato a un cargo federal”, mantuvo información que habría perjudicado al actual mandatario para que no se hiciera pública durante el proceso electoral de 2016.

Los cargos contra Cohen, el exabogado de Trump hasta principios de este año y miembro de su círculo íntimo durante su campaña presidencial, exponen, a través de la información criminal que actuó con Trump y sus aliados, incluido David Pecker, el director ejecutivo del National Enquirer, American Media Inc., para ocultar reclamos potencialmente dañinos contra el ahora presidente.

El presidente Trump no es nombrado, pero el tribunal habla del “Individuo 1”, en referencia al personaje en campaña a un puesto federal, aunado que, para enero, se había convertido en el presidente de los Estados Unidos.

Casi al mismo tiempo, Manafort fue acusado de ocho cargos en su contra, incluido fraude financiero y evación de impuestos, pero no hay nada, hasta ahora, relacionado con el presidente Trump.