Turba quema vivos a dos presuntos “robachicos” en Puebla

Familiares de las víctimas aseguran que fueron confundidos, porque ellos eran solo campesinos

Turba quema vivos a dos presuntos “robachicos” en Puebla
Los sacaron de la cárcel para quemarlos vivos.
Foto: Agencia Reforma

PUEBLA, México – Una turba enardecida linchó y quemó vivos a dos hombres a los que acusaron de querer robarse a dos menores en el municipio de Acatlán de Osorio, en el estado de Puebla.

Fuentes policiacas explicaron que los sujetos llegaron a la comunidad de San Vicente Boquerón , en Acatlán, a bordo de una camioneta.

 

 

De acuerdo a informes oficiales, tras la presunta denuncia de que querían robarse a dos menores, la policía local los detuvo, pero para los habitantes no fue suficientes y llegaron hasta la cárcel municipal, donde se valieron de la fuerza para sacarlos y hacer justicia con sus propias manos.

 

Tras golperarlos fuertemente, les rociaron gasolina y los quemaron vivos.

 

Fueron alrededor los 150 habitantes que participaron en el linchamiento, informó la Secretaría de Seguridad Pública estatal.

Los occisos fueron identificados como Alberto Flores Morales, de 53 años, y Ricardo Flores Rodríguez, de 22 años.

Los hombres murieron y las autoridades municipales no lograron intervenir.

La Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSP) informó que investigará el horario de los hechos ya que las autoridades municipales no informaron a tiempo para activar los protocolos.

En un comunicado el Gobierno de Puebla lamentó la muerte de estas personas a manos de la muchedumbre y la gobernadora electa del estado, Martha Erika Alonso, se sumó a la condena del linchamiento al lamentar que las autoridades se vean rebasadas en la demanda de dar seguridad.

 

 

“Las autoridades municipales de Acatlán de Osorio están rebasadas para brindar seguridad. Condeno enérgicamente los linchamientos suscitados, es inadmisible hacer justicia por propia mano”, señaló la gobernadora electa.

Decenas de personas que estaban presentes optaron por tomar vídeo con sus teléfonos móviles para subirlos a las redes sociales, donde el linchamiento se ha convertido en una tendencia en México.

Familiares de los dos linchados acudieron al lugar pocos minutos después de los hechos, rechazaron los cargos de secuestro y aseguraron que solo eran unos campesinos.

La Secretaría de Seguridad Pública del estado de Puebla informó que se investigará el linchamiento y también la razón por la cual la presidencia municipal de Acatlán de Osorio “no informó en tiempo para activar el protocolo” de seguridad.

Un antecedente de este linchamiento sucedió en octubre de 2015 en la comunidad de Ajalpan, donde los pobladores lincharon y quemaron vivos a dos hombres que hacían encuestas tras acusarlos de secuestro.

Con información de Agencias