Trump notifica al Congreso sobre acuerdo comercial con México y posiblemente Canadá, aunque negociaciones continúan

Las negociaciones entre EEUU y Canadá atraviesan un punto álgido y no está claro que el acuerdo final incluya a Canadá y sea votado por el Congreso este año
Trump notifica al Congreso sobre acuerdo comercial con México y posiblemente Canadá, aunque negociaciones continúan
EL comercio entre EEUU, México y Canadá se expandió con el TLCAN. Getty Images

WASHINGTON— El presidente Donald Trump notificó este viernes al Congreso su intención de suscribir un acuerdo comercial con México, y posiblemente Canadá “si está dispuesta”, para cumplir su promesa de reemplazar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN o NAFTA, en inglés), pero no está claro que el Congreso tenga tiempo para aprobarlo este año.

Trump envió una notificación de un párrafo y una carta en la que promovió el nuevo acuerdo comercial como un pacto que beneficiará tanto a las empresas como a los trabajadores estadounidenses, tal como prometió durante la contienda presidencial de 2016.

“He notificado al Congreso de mi intención de suscribir un acuerdo comercial con México – y con Canadá si “está dispuesta”, de manera oportuna, para lograr altas normas para un intercambio comercial libre, justo y recíproco”, dijo Trump en el aviso.

La Administración Trump dijo al Congreso en mayo de 2017 que iniciaría las negociaciones para reformar el NAFTA, al que el mandatario ha culpado por la pérdida de empleos en EEUU.

En la carta, Trump dijo que el nuevo acuerdo garantizará mejores condiciones y más acceso al mercado a productos agrícolas estadounidenses; “nivelará la cancha” para los trabajadores al fortalecer las reglas de origen para la manufactura de automóviles, camiones y otros productos, e incluirá los reglamentos laborales y ambientales más fuertes de cualquier acuerdo comercial de EEUU.

El aviso de hoy arranca una cuenta regresiva de 90 días para la firma del acuerdo y también es parte del proceso para que el Congreso apruebe el nuevo acuerdo bajo la llamada “vía rapida”, con un voto definitivo sin modificaciones al texto final.

Los negociadores tendrían un plazo máximo de 30 días después de la firma para pulir el texto final con Canadá antes de someterlo a un voto en el Congreso.

Pero Trump envió la correspondencia sin que esté claro que Estados Unidos y Canadá puedan resolver sus diferencias, o que el Congreso someta a voto el nuevo acuerdo antes de diciembre próximo.

Los líderes del Congreso han dicho que solo apoyarán una nueva versión del NAFTA si ésta incluye a Canadá.

Mientras tanto, las negociaciones concluyeron este viernes sin que las partes hayan cortado distancia para lograr consenso.

Las negociaciones continuarán la próxima semana, pero esta tarde sufrieron un revés después de que se filtraran a la prensa comentarios que Trump hizo en privado y sin permiso de difusión sobre que su gobierno no haría concesiones al gobierno del primer ministro canadiense, Justin Trudeau.

Trump dijo, en la entrevista con la agencia Bloomberg News, que el acuerdo se negociará “completamente” en términos que beneficien a Estados Unidos, y aparentemente la amenaza de nuevos aranceles a automóviles era parte de una estrategia para presionar a Canadá a regresar a la mesa de negociaciones.

El mandatario aseguró furibundo en Twitter que había un “entendimiento” de que esos comentarios a Bloomberg no debían ser públicos, y calificó su difusión como una “descarada violación”.

En un intento por aplacar los ánimos, una portavoz de la Casa Blanca, Lindsay Walters, dijo en una declaración escrita que los negociadores de EEUU y Canadá “continúan  trabajando para alcanzar un acuerdo en el que todos ganan y se benefician ambos países”.

El representante de Comercio Exterior, Robert Lighthizer, afirmó que las negociaciones con Canadá esta semana han sido “constructivas” y ambas partes han logrado “progreso”.

Lighthizer había adelantado a los periodistas que Trump enviaría el aviso al Congreso, después de que EEUU y México anunciaran el lunes pasado que habían logrado un “entendimiento” sobre un acuerdo provisional.