Fotos: Así es la vida de las siamesas que no quieren separarse

Pan y Pin Romphoyen tratan de vivir una infancia normal
Fotos: Así es la vida de las siamesas que no quieren separarse
Las hermanas siamesas Pan y Pin Romphoyen juegan en una de las clases del colegio Wat Wang Phai.
Foto: EFE/Rungroj Yongrit

Su condición sólo ocurre en uno de cada 2.5 millones de nacimientos. Las hermanas Pan y Pin Romphoyen se unieron en el útero durante la gestación, por lo que nacieron unidas por la cintura.

Aunque no pueden caminar con normalidad, han aprendido a gatear como un cangrejo, y usan sus manos como apoyo. Pin controla el pie derecho, mientras que su hermana mayor, Pan, controla el izquierdo.

Pan y Pin viven con sus abuelos en la provincia de Nakhon Sawn, a unos 240 kilómetros del norte de Bangkok, en Tailandia. Y a pesar de que están conectadas por un mismo cuerpo, su personalidad, su aspecto y sus gustos son distintos. Por ejemplo, ”a Pan le encanta su pelo corto, mientras que Pin siempre lo lleva largo”, dijo a EFE su abuelastra Noknoi Pongchamnan, quien cuida de ellas como su propia madre.

Aunque los  médicos en Tailandia han ofrecido explorar la manera de separarlas, ellas quieren quedarse unidas una a la otra.

siamesas
Así lucían cuando eran bebés en el álbum familiar.
siamesas
Como cualquier otro niño, juegan a la pelota con sus compañeros.
siamesas
Así salen de casa para ir al colegio.
siamesas
Aquí, durante su clase de meditación budista.
siamesas
Pin y Pan se echan polvo para refrescarse durante un descanso en el colegio.
siamesas
Su abuela las transporta en motocicleta.
siamesas
También andan en bicicleta.
siamesas
Las siamesas juegan con amigos en el parque en la provincia de Nakhon Sawan, Tailandia.

Con información de EFE. Fotos: EFE/Rungroj Yongrit

Alrededor de la web