Alquiler de vivienda no subirá arriba del 3% en áreas no incorporadas del condado de Los Ángeles

Ante el alza constante de las rentas y los desalojos, cuatro de los supervisores del condado deciden apoyar esta ordenanza
Alquiler de vivienda no subirá arriba del 3% en áreas no incorporadas del condado de Los Ángeles
Luchan por estabilizar los precios de los alquileres.
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

En medio de las protestas de inquilinos y dueños de edificios de apartamentos, la Junta de Supervisores del condado de Los Ángeles votó a favor de congelar en 3% las rentas de alquiler en las áreas no incorporadas de Los Ángeles.

Estas son las zonas que no son parte de una ciudad, como son Canyoun Country, Hacienda Heights, Lennox y Willobrook, entre otras. Alrededor de un millón de personas viven en esas áreas

Todos los supervisores estuvieron a favor, excepto Kathryn Barger, quien representa el distrito 5 del condado de Los Ángeles que abarca 22 ciudades y 87 comunidades no incorporadas. La supervisora Sheila Khuel fue la autora de la ordenanza.

“Hoy votamos por un límite temporal de 3% al aumento de renta. Por seis meses, no se puede aumentar la renta más de 3% en las áreas no incorporadas de todo el condado de Los Ángeles”, dijo la Supervisora Hilda Solís, co-autora de la medida..

“Represento a las comunidades con más necesidades del condado de Los Ángeles. En las áreas no incorporadas del distrito 1, el 29% de los hogares apenas pueden pagar su renta. Debemos hacer algo para ayudar a estas familias trabajadoras. Se les hace bien difícil pagar la renta, a pesar de que trabajan tanto”, señaló Solís.

Julissa Hermenegildo con su hijo Joel Morales y Maribel Cuevas participaron en una marcha y manifestación para pedir a los supervisores que congele temporalmente los aumentos de renta. (Aurelia Ventura/La Opinion)

“Por hoy, la Junta de Supervisores tomó un paso adelante para intentar ayudar a estas familias”, dijo.

Solís reconoció que en el condado de Los Ángele, existe una crisis porque no hay suficiente vivienda de bajo costo, lo cual afecta a familias, personas de edad mayor y niños.

Manifestación

Previo al voto de los supervisores, miembros de una coalición de defensores, organizaciones comunitarias e inquilinos marcharon y protestaron en las escalinatas de la Junta de Supervisores del Condado para denunciar los constantes y excesivos aumentos de alquiler y los desalojos injustos en áreas con rentas estabilizadas comparado con quienes viven en las comunidades no incorporadas.

Angelica Sandoval acudió a la Junta de Supervisores a exigir un control de rentas. “Yo vivo en Watts con mis tres hijos. Pago 1,000 dólares por una recámara. La manager nos ha pedido que nos salgamos porque quieren vender. Lo que en realidad buscan es sacarnos para rentar más caro”, dijo Angélica, quien confiesa su miedo a terminar viviendo en la calle.

Otro inquilino, José Nunez, hizo ver que cuando 15 familias se unieron para pedirle a los dueños que les arreglaran el edificio donde viven debido a que tienen cucarachas, ratas y moho, la respuesta fue una orden desalojo.

Amy Bustamante de un año participó junto con su familia en una marcha para protestar con los aumentos excesivos de la renta de la viviendas y las constantes órdenes de desalojo. (Aurelia Ventura/La Opinion)

“Hay una crisis de vivienda, y muchas familias sin hogar. No quiero ser una persona (desamparada) más”, clamó.

Y mencionó que a otra vecina la sacaron con engaños y la promesa de que le iban a arreglar el departamento. “No lo hicieron, y ahora vive de casa en casa. Los propietarios de casas y las corporaciones quieren todo a su favor. No hacen nada por los inquilinos”, se lamenta.

Julissa Hermenegildo y Maribel Cuevas dijeron que les dieron un orden de desalojo con el argumento  de que iban a demoler los edificios donde viven. “Nos fuimos a la corte porque era una mentira, y estamos esperando una decisión para saber qué va a pasar con nosotros”, dijeron.

Hermenegildo externó que el motivo para pedirles sus departamento es porque pagan rentas bajas de entre 600 y 700 dólares. “Quieren sacarnos para rentar más caro”, señaló.

Cuevas agregó que sus departamentos están infestados de moho y cucarachas. “A mi hijo se le metió una cucaracha al oído. Dijeron que iban a arreglar, pero no hicieron nada”, denunció.

Ariana Sandoval, una madre soltera del este de Los Ángeles alzó la voz contra los aumentos excesivos de alquiler de vivienda en LA (Aurelia Ventura/La Opinion)

Ariana Sandoval, una madre soltera que vive en el Este de Los Ángeles, dijo que quieren que les dejen de subir las rentas. “Yo pago 950 dólares y los dueños no arreglan los departamentos. Las paredes se están pudriendo y hay una infestación de cucarachas”, señala.

Lamenta que muchas organizaciones y corporaciones compren edificios donde vive la comunidad para desalojarlos, arreglarlos lo mínimo, y luego rentarlos con alquileres más caros.

Para madres solteras como ella con tres hijos, revela que es sumamente difícil que alguien le quieran rentar. “Prefieren a gente con animales que con niños. Y si entras sin niños al departamento, y se te ocurre parir uno, te suben 100 dólares”, dice.