Jackson Martínez le hace competencia a Ozuna y Bad Bunny: ya es cantante de trap cristiano

El nacido en Quibdó se revalora en el fútbol portugués luego de su primera experiencia musico-religiosa

Luego de un bajón profesional tras experimentar el fútbol chino con el club Guangzhou Evergrande y una salida abrupta del Atlético de Madrid a seis meses de su llegada, el colombiano Jackson Martínez se enfocó en la producción de un disco de música cristiana, culto al que pertenece desde hace años.

El exjugador del Jaguares mexicano y del Porto de la liga portuguesa quiso hacerlo a ritmo de ‘trap‘, subgénero entre el rap y el hip hop cuyo nombre hace referencia a los expendios de drogas y que tiene mucha popularidad en la actualidad.

Martínez ya estrenó el primer single del disco “No temeré” grabado en Medellín, Colombia, que lleva por nombre ‘Bendíceme‘ y ya se encuentra en todas las plataformas de streaming. El jugador nacido en Quibdó se repartirá entre su nueva faceta y su responsabilidad con el Portimonense del fútbol portugués al que fue prestado, antes de volver el próximo año al Guangzhou, club dueño de su carta.