COFEM cumple la meta: 1,000 residentes legales se hacen ciudadanos de los EE UU

El objetivo final es que se registren como votantes y vayan a las urnas en las elecciones estatales de noviembre
COFEM cumple la meta: 1,000 residentes legales se hacen ciudadanos de los EE UU
10/03/18 / LOS ANGELES/ Maria Jesus Arreola (Aurelia Ventura/La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

El Consejo de Federaciones Mexicanas (COFEM) alcanza su meta: 1,000 residentes legales del sur de California se convirtieron en ciudadanos de los Estados Unidos y están listos para salir a votar en las elecciones estatales del martes 6 de noviembre.

“Me siento muy contenta: ¡Gracias a Dios que me permitió hacerme ciudadana!”, exclama feliz María de Jesús Arreola quien el 26 de julio prestó juramento como ciudadana estadounidense en una ceremonia en el centro de Los Ángeles.

María de Jesús fue parte del grupo de inmigrantes que se naturalizaron impulsados por la campaña 1,000 nuevos ciudadanos de COFEM.

“Esta campaña la comenzamos en febrero. Nuestra meta fue lograr que 1000 residentes legales se hicieran ciudadanos americanos. Acabamos de cumplirla”, dice Francisco Moreno de COFEM.

“Lo conseguimos con el apoyo de muchos aliados, iglesias, medios de comunicación y personajes radiofónicos como Alberto Cortez “El Terry”, escuelas y algunos funcionarios como el concejal José Huizar y el alcalde Eric Garcetti. No la hubiéramos hecho solos”, precisa.

La mayoría de los que se hicieron ciudadanos bajo la campaña de COFEM son personas adultas que lograron hacerse residentes hace más de 30 años.

“La presión que la administración Trump ha ejercido contra los inmigrantes, los decidió a dar el paso para convertirse en ciudadanos”, considera Moreno.

María de Jesús Arreola muestra su certificado de naturalización. (Aurelia Ventura/La Opinion)

Vivir sin miedo

María de Jesús, originaria de Pueblo Nuevo, Guanajuato, llevaba 21 años como residente permanente.

“El examen para la ciudadanía lo hice en español. Dios me ayudó a aprenderme las preguntas”, comenta esta nueva ciudadana de 76 años de edad.

“Si Dios me da licencia voy a ir a votar por primera vez en las elecciones de noviembre”, dice encantada.

Estefanía García tenía 30 años como residente cuando decidió hacerse ciudadana de los Estados Unidos. “Yo trabajo en COFEM haciendo la limpieza, cuando me enteré que ellos me podían ayudar con el papeleo para solicitar la ciudadanía”, cuenta.

Un año después de iniciar el proceso, Estefanía se hizo ciudadana el 17 de julio aquí en Los Ángeles.

“No lo había hecho antes por pura dejadez, y por miedo y nervios al examen, pero en realidad es fácil. Es como tener a una persona en frente que le hace a uno preguntas”, dice.

Lo mejor de todo fue que le hicieron el examen con la ayuda de un intérprete, platica.  “Yo estudié durante dos meses para el examen”, dice esta inmigrante mexicana de 64 años y madre de cinco hijos.

“Me motivó a hacerme ciudadana todo lo que está pasando con Trump. Ahora me siento más tranquila, más a gusto y sin miedo”, confía. “A los que no se animan a hacerse ciudadanos, les digo que no tengan miedo, que todo el proceso y el examen son muy fáciles”, comenta.

En cuanto Estefanía se naturalizó, se registró para votar. “Necesitamos participar. Con nuestro voto podemos cambiar las leyes y dar nuestra opinión”, dice contenta.

María de Jesús Arreola camina feliz por las calles de Los Ángeles sabiéndose que ya es ciudadana de los EE UU> (Aurelia Ventura/La Opinion)

Servicio gratuito

Francisco Moreno aclara que en COFEM no cobran nada por llenar la solicitud de ciudadanía. “Vemos si la persona califica para ser exentada del pago que cobra el Servicio de Ciudadanía y Migración (USCIS), y el 85% de los nuevos 1,000 ciudadanos, no pagaron absolutamente nada”, subraya.

“Estamos cambiando la mentalidad de los latinos que son residentes permanentes. Queremos decirles que no es suficiente con la residencia, y que necesitan convertirse en ciudadanos”, resalta.

Y explica que el objetivo final, es que los nuevos ciudadanos se transformen en votantes activos y salgan a votar en las elecciones.

Cofem ha realizado varios talleres para ayudar a los residentes legales a llenar sus solicitudes de ciudadanía. (foto suministrada)

“Es importantísimo, para que se note el peso que tenemos los latinos. Necesitamos hacer contrapeso para contrarrestar las políticas del presidente Trump”, destaca.

Y lamenta que muy pocos voten en las elecciones de sus ciudades. “Es importante que abran los ojos, y sepan el peso que tienen al votar y al elegir a la gente que los va a gobernar”, enfatiza.

“En medio de la mano dura federal contra la migración, tenemos la responsabilidad no solo de asegurar que más residentes permanentes se conviertan en ciudadanos, sino que se comprometan cívicamente y voten en cada elección”, dice Miguel Ángel Pérez, presidente de la Junta Directiva de COFEM.

“En COFEM, hemos estado comprometidos con este trabajo por más de una década, pero ahora hemos redoblado nuestros esfuerzos”, recalca.