La Proposición 6, “una artimaña vergonzosa” de los republicanos, dicen expertos

Expertos en política alertan a votantes para actuar con astucia y rechazar la medida en la bolete electoral
La Proposición 6, “una artimaña vergonzosa” de los republicanos, dicen expertos
Peatones caminan por una calle llena de baches en Los Angeles. (Aurelia Ventura/La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

La Proposición 6 ha sido calificada como una “trampa” del Partido Republicano de California porque no solamente eliminaría más de $5,000 millones anuales en los fondos de transporte existentes, sino que también pondría en peligro los fondos que respaldan más de 6,500 proyectos de mejora de la seguridad vial, de transporte y transporte público en curso en todo California.

“La artimaña republicana sobre la Proposición 6 es vergonzosa”, afirmó Steven Maviglio, un respetado consultor político de california. “Están dispuestos a poner en riesgo la vida de las personas en nuestras carreteras para obtener algunos puntos políticos baratos”.

“Mire quién está contribuyendo a la campaña ‘Sí a la 6’: el líder de la Cámara de Representantes de Estados
Unidos, Paul Ryan, quien es de Wisconsin, y [quién] debería preocuparse menos por nuestros caminos y los trabajos de quienes los están reparando”, añadió. “Su interés cínico es motivar a los votantes republicanos a ir a las urnas”.

En efecto, Ryan, quien se está retirando de su cargo, contribuyó con $50,000 dólares para revertir la Ley SB-1 de California. Junto con él, otros grandes donantes son Kevin McCarthy, representante republicano del distrito 23 en Bakersfield ($300,00 dólares); John Cox, aspirante republicano a la gubernatura ($250,000); Kim Calvert (Distrito 42 en Riverside, con $200,000 dólares) o Mimi Walters (Distrito 45 en el condado de Orange, con $194,303 dólares).

“La Proposición 6 detendrá cientos de proyectos para aliviar la congestión del tráfico y que nuestras carreteras sean más seguras, haciendo retroceder el progreso real que estamos logrando en la modernización de nuestras autopistas”, dijo Maviglio.

Autopistas en el centro de Los Ángeles.

 

Amenaza al crecimiento económico

En total, quienes se oponen a la Proposición 6 establecen que amenaza cerca de $183,000 millones en actividad económica y beneficios para los usuarios en todos los sectores de la economía del estado durante 10 años. La medida también eliminaría más de 68,200 empleos cada año durante la próxima década.

“Confío en que los votantes de California verán esta trampa política y rechazarán la Proposición 6 que mata empleos por un margen sorprendentemente amplio, una vez que entiendan su devastador impacto en nuestras comunidades”, precisó Maviglio.

El próximo 6 de noviembre, los electores dictaminarán el destino de la Ley SB 1 o Ley de Reparación y Responsabilidad de Carreteras, promulgada el 28 de abril de 2017 por el gobernador Jerry Brown.

Dicha ley incluye un aumento del impuesto a la gasolina de 12 centavos y otras tarifas para recaudar fondos para la infraestructura de transporte. Su anulación pondría en riesgo $52,000 millones de dólares de inversión que han sido contemplados en el paquete legislativo durante la próxima década para reparar carreteras, autopistas y puentes.

“No hay baches partidistas”: Carolyn Coleman

“Las ciudades de California ya están viendo los beneficios de SB 1, ya que los proyectos de transporte que alivian la congestión del tráfico y modernizan nuestros sistemas de tránsito ya están en progreso”, describió Carolyn Coleman, directora ejecutiva de la Liga de Ciudades de California, quien destacó los resultados de in estudio de la Asociación Americana de Constructores de Carreteras y Transportes (ARTBA). “La SB 1 brinda a las ciudades la oportunidad de rellenar baches, pavimentar carreteras agrietadas y desmoronadas y realizer mejoras de seguridad para reparar el envejecimiento y el deterioro de la infraestructura; y el estudio de ARTBA confirma que detener estos proyectos sería un error y tendría un impacto negativo en la seguridad y la actividad económica en las ciudades de California”.

 

Coleman dijo no saber acerca de beneficios políticos de republicanos con la Proposición 6.

“Lo que sí sé es que no hay baches partidistas”, dijo a La Opinion. “Los californianos han dicho en repetidas ocasiones que reparar sus puentes y caminos y hacerlos más seguros es una prioridad absoluta. Los politicos no deberían jugar a la política con nuestra seguridad pública, por eso es tan importante votar No a la Proposición 6”.

La directora de la Liga de Ciudades de California expuso que los votantes rechazarán a la Proposición 6, especialmente cuando escuchen los hechos.

“Con 6,500 proyectos en marcha en comunidades en todo este estado, los californianos ya están viendo los beneficios de este financiamiento a nivel local [a través de la ley SB-1], dijo Coleman. “Nuestra amplia coalición de líderes de seguridad pública, ingenieros, empresas, trabajadores, ambientalistas y gobiernos locales, ha expresado su opinión y continuará generando conciencia entre los votantes sobre los peligros de la Prop. 6 y por qué deben votar “No a la Prop. 6”.