Los cinco arrestos más polémicos de ICE

Cinco casos que conmocionaron a la comunidad inmigrante
Los cinco arrestos más polémicos de ICE
Ninguno de los arrestados tenía antecedentes penales
Foto: ICE

Flavio Musmanno perdió su cartera el 28 de agosto; dentro llevaba tarjetas bancarias, 40 dólares y una identificación caducada. Terminó arrestado.

Musmanno llegó desde Argentina en el año 2000 y se quedó en Estados Unidos de forma ilegal; se había casado con una estadounidense, y estaba en proceso de aplicar para lograr la residencia permanente cuando perdió su cartera en Ohio, adónde había viajado desde Florida para trabajar en la construcción.

Un hombre le telefoneó diciendo que la había encontrado. Musmanno se reunió con él, pero resultó ser un agente del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés), que lo arrestó, según relata Miami New Times.

Este diario ha recopilado otros cuatro arrestos polémicos de ICE en Florida:

– Mary (su apellido no se ha hecho público a petición de su familia) llegó a Estados Unidos en 2005 junto a su hija de nueve años, huyendo del conflicto civil que asolaba entonces Colombia. Después de que se rechazara su petición de asilo, un juez de inmigración ordenó su deportación en 2011, pero pudo quedarse gracias a la política del ex presidente Barack Obama de concentrar las acciones de ICE en los inmigrantes con antecedentes criminales.

Consiguió un permiso de trabajo, pero el pasado 21 de mayo, durante una comparecencia rutinaria ante las autoridades migratorias, fue detenida. Los agentes de ICE arguyen que faltó a una cita anterior; su familia explica que lo hizo porque su abogado se suicidó. ICE decidió ponerle un dispositivo de seguimiento en el tobillo, pero luego cambió de idea y la envió a un centro de detención.

-María, una inmigrante guatemalteca indocumentada de 24 años y madre de tres niños, se presentó ante las autoridades del condado de Martin (Florida) para pagar una multa de tráfico de 150 dólares. Fue arrestada. Pagó la fianza de 750 dólares para quedar en libertad, pero siguió en prisión hasta ser entregada a ICE.

– María Eugenia Hernández acudió junto a su marido, el nicaragüense Óscar Hernández, a una cita con las autoridades migratorias para la que llevaban tres años esperando. La mujer es estadounidense, y quería regularizar el estado de su marido tras cuatro años de matrimonio. Pero ICE detuvo al hombre, que había entrado ilegalmente en el país, y ahora se dispone a deportarlo.

– Juan Gaspar García, un inmigrante guatemalteco con síndrome de Down, fue arrestado durante una redada. Tiene 30 años y emigró con 14 junto a su hermano tras la muerte de su madre; su hermano logró la protección de DACA, pero él no. Pese a necesitar de atención especial, según su familia, podría ser deportado.

Alrededor de la web