Una niña confiesa que sufren violencia doméstica y consigue salvar a su madre

Las personas que se ven afectadas por abuso doméstico no siempre son conscientes de su situación ni de cómo pueden cambiarla

Una niña confiesa que sufren violencia doméstica y consigue salvar a su madre
Cualquier tipo de violencia doméstica, como los abusos físicos o verbales deben ser denunciados.
Foto: La Opinión - Archivo

Una niña pequeña ha salvado a su madre de los abusos domésticos después de haberle contado a su maestra sobre esto, lo que activó las alarmas de las autoridades.

Hace justo un año, la niña de seis años, de South Yorkshire, le dijo a su maestra “mi papá está haciendo daño a mi mamá, ella dice que lo ama pero que él sigue lastimándola “.

Su madre, Jodie Keegans, de 36 años, ahora quiere darle las gracias y darle el crédito a su hija por ayudarla a escapar de los abusos de su esposo, afirmando que ella le salvó la vida.

El esposo, Scott Keegans, de 34 años, llevaba tres años ejerciendo abuso de poder sobre Jodie.

Scott no había sido violento durante los primeros diez años de su relación. Sin embargo, el abuso que Jodie soportó durante los últimos tres años fue tan espantoso, que la madre llegó a pensar que Scott podría asesinarla.

Jodie fue golpeada y pisoteada por Scott, sufriendo fracturas y huesos rotos. Llegó incluso a arrancarle la oreja y se negó a permitirle recibir tratamiento hospitalario. Jodie tuvo que pegarse la oreja usando pegamento para pestañas semipermanente.

La pesadilla finalmente terminó en diciembre de 2017 después de que él golpeara a Jodie con un rodillo durante dos horas, dejando un 95% de su cuerpo magullado.

Se suponía que Scott no vivía en la casa de la familia en el momento del ataque. Dos días después, la policía lo detuvo al no asistir a las sesiones obligatorias de terapia organizadas por la asistente social.

Después de ser atendida en un hospital local, la exploración general determinó la magnitud de las lesiones de Jodie.

Estas incluían fracturas en el hombro, en las costillas, fracturas de la columna vertebral, marcas de mordeduras y arrancamiento del cabello. Los médicos también informaron a Jodie sobre el riesgo de padecer insuficiencia pulmonar y daño en otros órganos.

Por eso, según informa Unilad, está tan agradecida a su hija por haberla salvado.

“Mi hija es mi superhéroe por ser lo suficientemente valiente como para decirle a la escuela lo que estaba sucediendo, que es cuando los servicios de apoyo se involucraron por primera vez.Ella realmente salvó mi vida.”

Ahora, convertida en toda una superviviente se dedica a ayudar a otras personas que han sufrido abuso doméstico, incluso ha establecido su propio grupo de apoyo:

Quiero empoderar a las mujeres, y a los hombres, a avanzar y superar situaciones como la que yo pasé. Para cualquier persona que haya sido víctima de abuso doméstico, la ayuda está ahí y es increíble, solo necesitas dar ese primer paso y dejar todo atrás”.

Scott Keegans ahora ha sido condenado a 18 años de prisión, después de haber sido declarado culpable de seis cargos de agresión, agresión sexual por penetración y violación.