Proposición T: opción para evitar inundaciones y reparar la infraestructura de San José

Recaudar $650 millones con un alza al impuesto a la propiedad para prevenir inundaciones como la que en 2017 se dio en Arroyo Coyote, que afectó a miles de hogares en San José, y renovar infraestructura deteriorada es el objetivo que se pone a consideración de los votantes

La Proposición T busca prevenir inundaciones como la que en 2017 arrasó amplias zonas de San José por el desbordamiento del Arroyo Coyote.
La Proposición T busca prevenir inundaciones como la que en 2017 arrasó amplias zonas de San José por el desbordamiento del Arroyo Coyote.
Foto: Getty Images

La inundación del Arroyo Coyote, que el año pasado dejó a miles de hogares afectados en esta ciudad, la más grande del Area de la Bahía, ha sido fuente de inspiración para la promulgación de un proyecto ley, la Proposición T, sobre la que decidirán los votantes en las próximas elecciones del 6 de noviembre.

La propuesta liderada por el alcalde de esta ciudad, Sam Liccardo, pretende recaudar fondos para reparar y reemplazar la infraestructura pública de la ciudad tras décadas de descuido y abandono. Según Liccardo, el deterioro de la infraestructura va en detrimento de la respuesta de emergencia diaria, lo que hace que la ciudad sea más vulnerable a terremotos y a inundaciones como la ocurrida el 22 de febrero del 2017. La ciudad, el condado y el distrito del agua también enfrentan un litigio legal que podría ser resuelto en una audiencia el próximo 9 de noviembre.

La Proposición T tendría un costo de $650 millones, los cuales serían recolectados a través del sistema de bonos o acciones en los impuestos a la propiedad: 11 centavos por cada mil dólares en valuación. El propietario tendrá que pagar como promedio de $60 a $65 adicionales por casa. Entre otras medidas, se destinaran $300 millones a reparar carreteras más dañadas, se repararan dos estaciones de bomberos y se construirán dos nuevas, se modernizará el sistema de emergencia 911, se repararán los puentes más deteriorados y se restaurará el sistema de alcantarillas.

El Arroyo Coyote comienza en la Represa Anderson, tiene 48.5 kilómetros de largo, atraviesa todo San José y desemboca en Milpitas en el sur de la Bahía. Liccardo dijo que también se destinaran $50 millones para un plan de protección contra las inundaciones en el Valle Coyote.

“Se trata de actualizar, reparar y reemplazar lo que tenemos. Al reconstruir y restaurar lo que tenemos y garantizar que esto dure para las generaciones futuras, podremos sentirnos seguros ”, dijo Liccardo a un grupo de periodistas la semana pasada.

Hablando desde una de las orillas del Arroyo Coyote en el barrio de Rock Springs, un autocrítico alcalde dijo reconocer que “hubo lecciones que tuvimos que aprender”. La preparación y la inversión es lo que “necesitamos hacer para mantener a nuestra comunidad segura. Nuestro fracaso fue no invertir en la infraestructura para las inundaciones… para la respuesta en casos de emergencia… Quiero asegurar que nuestros residentes nunca más tengan que pagar por la falta de inversión en su seguridad”, aseveró Liccardo, quien se refirió a la Proposición T como una “gran inversión de 650 millones”.

En febrero de 2017, a consecuencia del desbordamiento de la Represa Anderson, las aguas del Arroyo Coyote inundaron varios vecindarios y obligaron a más de 14,000 residentes a abandonar sus hogares. En esa oportunidad, Liccardo reconoció que la ciudad tuvo una respuesta lenta porque se basaron en estimados de la oficina del Distrito del Agua del Valle de Santa Clara que mostraban una mayor capacidad de contención. Más tarde, el Servicio Meteorológico Nacional informó que el nivel del arroyo alcanzó un máximo de agua nunca visto en los últimos cien años.

Alice Kaufman, del Comité por Colinas Verdes, dijo que la Proposición T también beneficiará al medio ambiente. Del monto total, se destinarían $50 millones a comprar terrenos en el Valle Coyote y desarrollar una protección natural contra los inundaciones. Se trataría de capturar y mantener río arriba la mayor cantidad de agua posible. “Es más económico preservar las llanuras naturales de inundación”, indicó Kaufman.

Con la construcción y el desarrollo, mas contaminación sufrirían los depósitos de aguas subterráneas. “Todo cubierto con asfalto y cemento significaría que la tierra no podría absorber el agua… El plan es innovador y tiene visión de futuro… Ayudará a combatir los cambios climáticos… Se podría mejorar el suelo plantando vegetación que ayude a la tierra a absorber el agua [y] más agua limpia llegaría a los acuíferos limpiando la que ya existe. Todo esto mejorara las fauna y la agricultura de la región”, concluyó Kaufman.

El representante del Distrito 7 del concilio de San José, Tam Nguyen, llamó a apoyar la iniciativa porque es una “manera inteligente de ayudar a las personas para el futuro”. El distrito de Nguyen, donde se encuentra el barrio Pequeño Saigón, fue uno de los más afectados por las inundaciones. “Cuando la comunidad sufre, toda la ciudad sufre”, dijo.

En febrero de este año, más de 150 hogares anunciaron una demanda contra la ciudad de San José, el Condado de Santa Clara y el Distrito de Agua del Valle de Santa Clara. Funcionarios de las tres agencias, dice la demanda, fueron negligentes en la preparación ante las tormentas y en su reacción ante las señales de advertencia de la inundación debido al desbordamiento de la represa. En total, la inundación causó más de $ 100 millones en daños a la propiedad.

Rick Doyle, uno de los abogados del ayuntamiento, dijo que la ciudad está tratando de denegar la demanda. “No hay una base para la negligencia alegada por el demandante”, dijo Doyle y agregó que la ciudad está haciendo lo que puede para que esto no pase de nuevo. El abogado dijo que se encuentran esperando los resultados de una audiencia para el 9 de noviembre y una decisión judicial sobre si el caso tiene méritos o no.