“Soy Oumy, subsahariana, busco a mi hermano”

Dónde lo busca: muerto en algún desierto; vivo en algún centro de detención. ¿Víctima de explotación laboral, sexual? ¿Alguna recomendación?
“Soy Oumy, subsahariana, busco a mi hermano”
Oumy, de rosa, durante la primera Cumbre de Madres de Migrantes Desaparecidos.
Foto: Gardenia Mendoza. / Impremedia.

MEXICO.- El hermano de Mame Oumy, una muchacha de 22 años, quería llegar a España en 2006 desde Mauritania, pasando por Marruecos y de ahí al mar Mediterráneo. Pero ella no sabe si llegó o no. Lo último que indagó es que Alioune Mar estaba en Libia.

En busca del muchacho,  llegó a la organización de Migrantes de Desaparecidos en España que apoya a comunidades subsaharianas, a través de la cual ha podido hacerse de una red de búsqueda pero nada del chico. “Nada de ayuda, ni una palabra de nuestro gobierno ni el español“, lamenta.

El trabajo conjunto que realizan las autoridades europeas en los países de origen y tránsito para detener los flujos migratorios provenientes de Asia y África impide a las víctimas tener una mejor comunicación en busca de los suyos.

Damian Ríos, de la organización Iberoamérica Migrante asegura que no hay una preocupación real de Europa por las víctimas. “Lo que quieren es que no lleguen, dan mucho dinero a los gobiernos expulsores y éstos lo usan para contener a cualquier precio a los migrantes“, observa.

Marruecos es un ejemplo de ello. Según información aportada por organizaciones no gubernamentales, en diciembre de 2011, las autoridades marroquíes intensificaron las redadas en campamentos clandestinos de migrantes ubicados en zonas boscosas de las afueras de Oujda y Nador. 

Gendarmes y miembros de las Fuerzas Auxiliares de Marruecos destruyeron refugios de migrantes y, en ocasiones, robaron sus pertenencias durante estas redadas, según indicaron migrantes a Human Rights Watch. Incluso hablaron de probables ejecuciones extrajudiciales en el desierto.

Oumy no tiene idea de los pasos a seguir, ¿lo busca muerto en el desierto de dónde? ¿O vivo en algún centro de detención? ¿Víctima de explotación laboral? ¿Sexual? ¿Alguna recomendación?, pregunta en la primera Cumbre Mundial de Madres de Migrantes Desaparecidos.

Ríos, de Iberoamérica Migrante, cuenta que es muy común encontrar casos de trata, pero generalmente con mujeres. Las redes de tráfico las llevan a Europa donde luego tienen que pagar de alguna forma el traslado. Con trabajo forzado o sexo.

Lo más grave en el caso de los africanos es que se cambian de identidad, dicen que son de un país con los que no hay convenios de repatriación y así se hace imposible la búsqueda: de ahí la importancia de no criminalizar a la migranción”.