Consejos: Cómo evitar que a tu hijo le duela la espalda por la mochila

Los niños deben llevar mochilas con el peso adecuado
Consejos: Cómo evitar que a tu hijo le duela la espalda por la mochila
Foto: shutterstock

Una escena recurrente en el periodo escolar es observar a niños y niñas llevar mochilas con un peso desproporcional con su tamaño, lo que puede ocasionarle muchos problemas a largo plazo relacionados con el desarrollo de los huesos y la postura.

Como padre o madre, es tu deber estar al tanto de la salud de tu hijo e inculcarle hábitos adecuados para un crecimiento y desarrollo saludables.

Exceso de peso en las mochilas de los niños

Cuando se empieza un nuevo periodo escolar, los niños generalmente están emocionados por volver a sus salones de clases y reencontrarse con sus amigos. Sin embargo, resurge también un mal que puede darles problemas de salud a corto, mediano, y largo plazo.

Las mochilas con sobrepeso pueden ser un verdadero peligro para la salud del niño especialmente si él desarrolla cierto hábito por ellas. Entre los peligros a los cuales él se enfrenta están los siguientes:

  • Escoliosis infantil.
  • Cifosis.
  • Artrosis precoz.
  • Impedimento del correcto desarrollo de los huesos.
mochila niños
Foto: Shutterstock

¿Cuánto peso es recomendable llevar en la mochila?

Es recomendable que el niño no lleve más del 10-15% de su peso corporal para así no desarrollar problemas de espalda. Por ejemplo, si el peso es de 40 kilos, el niño no debería llevar más de 6 kilogramos en su espalda.

Consejos de cómo los niños deben llevar sus mochilas

Para finalizar, te daremos algunos consejos de cómo los niños deberían llevar sus mochilas a la escuela y de regreso a casa para que no desarrollen problemas de espalda y su postura sea la adecuada.

  1. Llevar la mochila por las dos cuerdas y nunca por una para así repartir el peso equitativamente.
  2. Organizar la mochila, colocando los libros más pesados cerca de la espalda.
  3. Optar por llevar mochilas con ruedas plegables, evitando jalarlas cuando subas o bajes escaleras.
  4. Si tu niño utiliza mochilas con ruedas, sugiérele no llevar una postura curvada.
  5. Limitar el peso del contenido, y evitar llevar cargas inútiles.
  6. Inculca en tu niño la importancia de practicar algún deporte para así fortalecer los músculos.
  7. Usar mochilas con cuerdas anchas y acolchadas.
  8. Si no puedes evitar que tu hijo lleve una mochila muy pesada, asegúrate de que el periodo no supere los 15 minutos.

Fuente: efisiopediatric.com