Nuevo Sheriff latino de Los Ángeles promete sacar a ICE de las cárceles

El puertorriqueño Alex Villanueva le dice "No" a ICE
Nuevo Sheriff latino de Los Ángeles promete sacar a ICE de las cárceles
Villanueva será el primer alguacil de Los Ángeles en hablar español
Foto: Getty Images / ICE / Aurelia Ventura

Literalmente hay un nuevo Sheriff en la ciudad de Los Ángeles y es latino y con este cambio en el poder llega un cerrojo al acceso de ICE a las cárceles de todo el condado.

Con la promesa de sacar a los agentes de inmigración de las cárceles del condado angelino y acercar a sus alguaciles a la comunidad, el puertorriqueño Alex Villanueva tomará juramento este lunes como jefe del Departamento del Alguacil de Los Ángeles (LASD), el más grande del país.

“Los alguaciles de Los Ángeles están para cuidar a su comunidad, no para hacer el trabajo de los agentes de inmigración y desde este lunes vamos a aplicar en su totalidad la Ley SB 54 que protege a los indocumentados”, dijo Villanueva en una entrevista con Efe.

El nuevo jefe aseguró que desde este lunes los oficiales del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) ya no gozarán de los “privilegios” que les otorgó la pasada administración, como tener oficina propia y hacer uso de computadores como si fueran trabajadores del Condado.

“Ellos (ICE) tienen sus propios recursos” aclara.

Desde que lanzó su candidatura en junio del 2017, Villanueva se mostró a favor de la Ley SB 54, que declara a California como “estado santuario”.

También ha dicho que sólo enviará a las autoridades de inmigración a aquellas personas que representen un verdadero peligro para la comunidad. “Se analizara cada caso y seguiremos al pie de la letra esta política santuario”, afirmó.

El puertorriqueño hizo historia al ser el primer candidato en los 138 años de existencia del Departamento en derrotar en las urnas a un jefe del alguacil que buscaba su reelección.

Villanueva asegura que su labor de golpear una a una las puertas de un buen número de vecindarios del condado fue la clave para vencer a la maquinaria de Jim McDonnell, un exrepublicano que se presentó como candidato independiente para retener el cargo.

“Escuchar los problemas, las sugerencias y lo que esperan los residentes de Los Ángeles de sus alguaciles fue muy importante, y es algo que mantendré y volveré costumbre en el departamento”, advierte.

Este próximo miércoles se realizará la primera reunión comunitaria del LASD bajo el mandato de Villanueva y, aunque sabe que no podrá asistir a todas las convocatorias, aseguró a Efe que hará un espacio en su apretada agenda para participar de unos diálogos que califica de vitales.

El objetivo del alguacil hispano de 54 años es recuperar la confianza y la credibilidad de la comunidad en el departamento, que se vio golpeado por un escándalo de abuso y corrupción que provocó la destitución y la condena del exjefe Lee Baca y su segundo, Paul Tanaca.

Durante la campaña electoral Villanueva criticó las reformas implantadas por McDonnell con el argumento de que aumentaron el malestar dentro y fuera del departamento.

El hispano asegura que sus 33 años de carrera en el LASD le sirven para conocer a fondo los problemas que enfrenta la institución.

Uno de los retos más importantes de la nueva administración será acabar con los pequeños grupos de alguaciles que se formaron dentro del departamento para marcar territorio y defenderse de sus rivales.

La falta de liderazgo pude ser el origen de esta cultura y las medidas tomadas por McDonnell terminaron de empeorar el problema, apunta Villanueva.

Como parte del “remezón” que prometió Villanueva, está el cambio de una buen parte del personal ejecutivo, así como la eliminación de varias divisiones, todo con la idea de modernizar de una vez por todas la institución, que cuenta con más de 18,000 trabajadores, de los cuales más de la mitad son alguaciles.

Otro de los cambios que se vislumbra será la cercanía con los defensores de los derechos civiles y de los inmigrantes, que en otros tiempos estuvieron en franca oposición al LASD.

Villanueva también espera que figuras relevantes de la política angelina respalden su cruzada, aunque no hayan apoyado en su candidatura.

Y es que las figuras más sobresalientes del partido demócrata como el alcalde Eric Garcetti y Hilda Solís, que fue secretaria de Trabajo de la Administración Obama y actualmente es supervisora del Condado de Los Ángeles, dieron la espalda a Villanueva y apostaron por McDonnell, quien hasta hace pocos días se daba como ganador.

No obstante, después de un minucioso conteo el boricua ganó con un 53 % a su rival, que se quedó con un 47 % de los votos.

“Esta victoria se la debo en gran parte a la comunidad hispana, creo que llegó la hora de cambiar la forma de hacer política y de convertirnos en verdaderos servidores públicos”, insiste Villanueva

La ceremonia de juramentación del nuevo alguacil se realizará en un auditorio del Colegio Comunitario del Este de Los Ángeles (ELAC), uno de los centros educativos más representativos de la comunidad hispana en el condado.

Villanueva también será el primer alguacil de Los Ángeles en hablar español, aunque es el cuarto jefe del LASD hispano. Ninguno de los tres anteriores hablaba español.

“Vamos a hablar un idioma universal: el de trabajar juntos por mantener seguras y en paz nuestras comunidades” sentenció.