Francia: protestas de los “chalecos amarillos” vuelven a tomar el centro de París

Este sábado se vivieron momentos de caos en el centro de París
Francia: protestas de los “chalecos amarillos” vuelven a tomar el centro de París
Miles de policías se desplazaron desde temprano en París.
Foto: Jeff J Mitchell/Getty Images

La policía en París lanzó gases lacrimógenos contra decenas de manifestantes que por cuarto fin de semana consecutivo han salido a protestar contra el gobierno.

Se estima que unas 8,000 personas se concentraron en el centro de la ciudad y que más de 500 han sido detenidas.

Las autoridades le dijeron a la BBC que 30 personas resultaron heridas en la capital, entre ellos tres policías.

Unos 8.000 policías y 12 vehículos blindados se han desplegado en París y cerca de 90.000 agentes en el resto del país.

El movimiento de los “chalecos amarillos”, llamados así porque usan esa prenda para salir a protestar, se opone al aumento del precio del combustible, pero el gobierno ha insistido que la iniciativa ha sido secuestrada por manifestantes “ultraviolentos”.

Bomberos

AFP
Los bomberos se desplazaron para apagar automóviles prendidos en llamas por algunos de los manifestantes.

Muchos manifestantes gritan: “Renuncia Macron”.

La semana pasada, cientos de personas fueron arrestadas y varias personas, incluyendo policías, resultaron heridas en la capital francesa.

Se trata de los peores enfrentamientos en las calles parisinas en décadas.

¿Qué está pasando este fin de semana?

Laurent Nuñez, secretario de Estado, indicó que se preveía que 31.000 personas participarían en las movilizaciones del sábado. De ellas, 8.000 estarían en París y, de ese grupo, 5.000 se desplazarían por los Campos Elíseos.

Toma general de París

AFP/Getty Images
Se pudo ver humo cerca del emblemático Arco del Triunfo.

El ministerio del Interior informó que en las protestas que se celebraron el sábado pasado, participaron unas 136.000 personas.

Basureros han sido prendidos en llamas en los Campos Elíseos y el camión cisterna de la policía fue utilizado en el centro de París para frenar la violencia.

Los bomberos también se movilizaron para apagar vehículos que fueron incendiados.

Manifestantes quemando árboles de navidad

Jeff J Mitchell/Getty Images
Manifestantes quemaron árboles de navidad.

Grupos de manifestantes han levantado barricadas, mientras que vehículos blindados de las autoridades han sido enviados para enfrentar la situación.

De acuerdo con los medios de comunicación franceses, esta es la primera vez que vehículos de ese tipo se ven en el área metropolitana de París.

Táctica policial diferente

De acuerdo con el corresponsal de la BBC en París, Hugh Schofield, los disturbios han sido contenidos por los agentes policiales y no se compara con lo sucedido el sábado pasado, donde se registró un mayor nivel de violencia.

Manifestantes

AFP
Un grupo de manifestantes pudo marchar por los Campos Elíseos.

La policía ha usado tácticas diferentes. Sus agentes se están desplazando más y se están organizando en escuadrones para identificar y detener a los promotores de la violencia.

“Muchas de las personas arrestadas son individuos que se estaban dirigiendo a los lugares de las protestas llevando proyectiles, y no manifestantes en el centro de la movilización”, señaló el reportero.

Vehículos blindados

Chesnot/Getty Images
Este sábado, las autoridades pusieron a circular vehículos blindados.

A medida de que el día avanza, el gobierno espera que la ciudad vuelva poco a poco a la calma.

Fue un día que comenzó con tensión, pues varios comercios no abrieron sus puertas, mientras que algunos museos y monumentos también permanecieron cerrados por temor a que los disturbios se pudieran exacerbar.

¿Quiénes son los “chalecos amarillos”?

Francia ha sido escenario desde el pasado 17 de noviembre de enérgicas manifestaciones protagonizadas por los “chalecos amarillos”, que se han lanzado a las calles a protestar contra las políticas económicas del presidente, Emmanuel Macron.

Se quejan del aumento del precio del diésel y del costo de vida.

Este combustible es el más usado por los automóviles franceses y, en los últimos 12 meses, su precio ha subido un 23%.

El mandatario defiende que medidas como esta son necesarias para combatir el calentamiento global.

Las violentas manifestaciones del pasado fin de semana llevaron al presidente francés Macron a dar marcha atrás.

La peor crisis de la presidencia de Macron se zanjó con la cancelación de los planes del gobierno sobre un aumento del precio del diésel.

Sin embargo, como se puede ver este sábado, ese anunció no ha calmado los ánimos de los manifestantes.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=T8R690L4c0s&t=1232

https://www.youtube.com/watch?v=cqiupsqBZik