Caen viajes de “shopping” a Texas por crimen y alza de dólar

La inseguridad es uno de los factores que afectan el cruce

Caen viajes de “shopping” a Texas  por crimen y alza de dólar
Cruce fronterizo
Foto: Agencia Reforma

MÉXICO – Los tradicionales viajes de “shopping” a Texas van a la baja debido principalmente a la inseguridad que prevalece en la frontera y al aumento en el precio del dólar.

De acuerdo con información del Departamento de Transporte de Estados Unidos (DOT), los cruces de vehículos particulares a la zona de McAllen bajaron 37 por ciento y a la de Laredo 14 por ciento entre el 2008 y el 2018, en los periodos de enero a septiembre.

Investigadores y representantes de hoteles y de la Cámara de Comercio de McAllen atribuyeron estas bajas al impacto que el crimen ha tenido en los viajeros, al alza en el tipo de cambio y hasta a los hábitos de consumo, entre ellos las crecientes compras por internet.

Según el Departamento de Transporte de Estados Unidos, la ciudad fronteriza más afectada en número de cruces desde México, vía Hidalgo, fue McAllen, ya que la caída equivale a un millón 901 mil 590 vehículos en el periodo enero a septiembre.

Los datos señalan que hacia Laredo dejaron de ir 640 mil 653 vehículos en ese periodo entre el 2008 y el 2018.

En ese lapso, la inseguridad en torno a la frontera se recrudeció por la lucha entre cárteles y grupos delincuenciales que, además de disputar las plazas, acosan a los residentes y a los viajeros con robos, extorsiones y levantones.

La situación de violencia actual es tal que el Ejército llevará esta semana a Reynosa a mandos militares entrenados en zonas de guerra, como Irak y Afganistán, para enfrentar al crimen organizado.

Además, entre el 2008 y el 2018, el dólar aumentó alrededor de 80 por ciento, según información de Banxico.

Luis Cantú, vicepresidente de la Cámara de Comercio de McAllen, señaló que los factores que más han afectado en los últimos 10 años son la inseguridad y los económicos, como el tipo de cambio y la recesión del 2008.

No obstante, aseguró que los comercios se han ido recuperando.

“Y en este año ya le dimos la vuelta (en las ventas) a lo que vimos el año anterior”, afirmó.

Saúl Sifuentes, gerente general del Hotel Wyndham de McAllen, apuntó que el año pasado fueron varios temas los que impactaron a los visitantes regios.

“Tuvimos tres efectos: Trump, el tipo de cambio y la inseguridad, principalmente en la zona de Reynosa”, dijo.

“Y lo resentimos bastante porque la gente de Monterrey fue la que dejó de viajar, pero este año ya le dimos la vuelta y nos recuperamos”, agregó.