El misterioso anuncio de Kendall Jenner genera una oleada de burlas e indignación

Creó expectativa pero todo fue un simple anuncio
El misterioso anuncio de Kendall Jenner genera una oleada de burlas e indignación
Kendall Jenner
Foto: The Grosby Group

En los últimos dos días se había especulado mucho acerca de la revelación que Kendall Jenner realizaría en sus redes sociales este domingo por la noche después de que su madre, Kris, adelantara que su pequeña compartiría su historia ‘más real y vulnerable’ en Twitter y que, personalmente, ella se sentía muy orgullosa de la valentía que había demostrado al sincerarse de esa forma ante millones de personas con la esperanza de poder ayudar con su ejemplo a alguna de ellas.

Los hashtags con los que la matriarca del clan acompañó su publicación -#sé el cambio #comparte tu historia #se parte de la conversación #mamá orgullosa #autenticidad #hay una solución o #mi hija me inspira- consiguieron que la gran mayoría asumieran que se trataba de un asunto muy serio y que la modelo estaba preparándose para relatar alguna experiencia traumática. De hecho, las posibilidades que se barajaban en la esfera virtual apuntaban incluso a que hubiera sido víctima de algún tipo de violencia grave en el pasado, sexual o de cualquier otra naturaleza, que quisiera compartir en el marco de movimientos como #MeToo o ‘Time’s Up’.

Finalmente el misterio se ha resuelto y no era lo que parecía: se trataba de una estrategia para anunciar una nueva colaboración de la modelo con la marca Proactiv en una línea de cremas anti-acné.

En las entrevistas promocionales que ha concedido, la joven explica que lleva soportando desde los 14 años críticas por sus problemas de acné, pero que la gala de los Globos de Oro de 2018 marcó un antes y un después para ella: al día siguiente se despertó con un sinfín de primeros planos suyos ampliados hasta lo imposible en los medios y la esfera virtual para mostrar sus cicatrices o granitos.

“Me dolió mucho”, ha confesado a Vogue. “Obviamente me miro al espejo y veo mi cara todos los días y sé con lo que estoy lidiando. No es que me encante, pero tengo que aguantarme”. De ahí que ahora haya querido compartir con el mundo la solución a su pesadilla cutánea.

Pese a que resulta fácil imaginar cómo afectarían esos crueles comentarios a cualquier adolescente, en especial uno que ha construido una carrera basada en su imagen, muchos de los seguidores de Kendall no han tardado en inundar sus perfiles sociales de burlas o reproches por la forma dramática en que ha presentado algo que no deja de ser una colaboración publicitaria más.