Un tren de 5 tormentas invernales ya llega al sur de California

Pronostican lluvias frecuentes al menos hasta el jueves
Un tren de 5 tormentas invernales ya llega al sur de California
Los Ángeles tendrá algo raro: varios días seguidos de lluvia.
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Los Ángeles se alista a tener lluvias casi toda la semana próxima. Se pronostica que una serie de tormentas pasarán por el sur de California hasta el jueves, y el Servicio Meteorológico Nacional (NWS) pronostica que se podría descargar un total de 4 a 6 pulgadas de lluvia en Los Ángeles.

Las autoridades están advirtiendo a los conductores de vehículos que estén preparados para el cierre de carreteras, ya que las inundaciones y los desprendimientos de rocas son una posibilidad real.

El director de obras públicas del condado recordó a los residentes de Malibu que deben estar al tanto del “riesgo de inundación para sus hogares y comunidades y [prepararse] en consecuencia”.

La primera de las cinco tormentas llegó durante la noche del viernes al sábado, y las cantidades de lluvia ya son impresionantes: 1 pulgada en Northridge, 0.95 pulgadas en Pasadena, 0.82 pulgadas en Santa Mónica, 0.60 pulgadas en Redondo Beach y 0.52 pulgadas en el centro.

Una granizada en el condado de Orange blanqueó las calles:

La próxima tormenta llegará al área desde el domingo por la noche hasta el lunes por la noche, y “tiene el potencial de traer una mayor duración de fuertes lluvias”, informa el Servicio Meteorológico.

Los meteorólogos han advertido que el momento y la fuerza de las tormentas posteriores siguen siendo inciertos, pero ahora pronostican que el período de lluvias más intensas será de miércoles a jueves.

El peligro más grande para Malibu y otras comunidades que fueron quemadas por el incendio Woolsey en noviembre, podría ser de lunes a martes, un período de tiempo que “parece potencialmente preocupante” para las áreas quemadas, dijo el científico del clima Daniel Swain en Twitter.

Las inundaciones y los aludes de lodo son más probables después de los incendios, cuando los desechos quemados se acumulan en las laderas y evitan que el suelo absorba la lluvia.

Las siguientes tormentas de martes a jueves traerán aún más lluvias, fuertes vientos y condiciones peligrosas para conducir vehículos debido a inundaciones y deslaves.

Pacific Coast Highway se cerró durante la noche del viernes desde Las Posas Road en Ventura, hasta Morning View Drive en Malibu, cuando los aguaceros enviaron escombros a la carretera, y la Patrulla de Carreteras de California informó que había lodo, tierra y rocas en la carretera Mulholland en Seminole Drive, en las Montañas de Santa Monica.