La vergonzosa enseñanza para Trump en el juicio de “El Chapo”

Testigos en el juicio de "El Chapo" dicen como el muro fronterizo no es la solución para detener el tráfico de drogas
La vergonzosa enseñanza para Trump en el juicio de “El Chapo”
Narcotraficantes aseguran que la mayoría de la droga entra por puertos de entrada de EEUU
Foto: Getty Images

Mientras el presidente Donald Trump sigue en su cruzada para lograr el financiamiento del muro fronterizo a cualquier costo, los argumentos para la construcción de su barrera en la frontera sur cada vez pierden credibilidad.

Un aforo donde se da cada vez mayor claridad sobre la ineficacia del muro fronterizo es el juicio del narcotraficante mexicano, Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Ya son varios los testigos en el juicio los que aseguran que la mayoría de las drogas se introducen de contrabando en los Estados Unidos se realiza a bordo de barcos de pesca, trenes, camiones con remolque y automóviles comunes que ingresan al país en los puertos legales de entrada y no a través de lugares fronterizos sin muro. 

Estos testimonios llega en momentos en que la presión del presidente Donald Trump por un muro fronterizo incluye argumentos de que ayudaría a detener el flujo de drogas hacia los Estados Unidos.

Trump twitteó el viernes que sin una barrera de acero o un muro a lo largo de la frontera entre México y Estados Unidos, “nuestro país no puede estar a salvo. Criminales, pandillas, traficantes de personas, drogas y muchos otros grandes problemas pueden entrar fácilmente. ¡Se puede detener en frío!”

La Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos incautó casi 480,000 libras de narcóticos en la frontera de Estados Unidos y México entre los puertos legales de entrada durante el año fiscal 2018, dijo la portavoz del Departamento de Seguridad Nacional, Katie Waldman. Pero el departamento no ha proporcionado datos sobre la cantidad de drogas incautadas por las autoridades en los cruces de fronteras legales.

En el caso de Guzmán, los propios testigos del gobierno, muchos de ellos antiguos carteles mexicanos, declararon que después de que el gobierno tomó medidas enérgicas contra los túneles de contrabando, comenzaron a confiar en los puertos de entrada legales para llevar las drogas al país.

El antiguo líder del cártel de Sinaloa, Jesús Zambada García, testificó sobre el uso de los túneles por parte de Guzmán a principios de la década de 1990 para contrabandear rápidamente drogas como la cocaína en los Estados Unidos, lo que le valió el apodo de “El Rapido” o “El rápido”.

“(Un túnel) es la forma más segura de cruzar drogas a los Estados Unidos, la forma más fácil de cruzar armas”, declaró Zambada García.

Por su parte Tirso Martínez Sánchez testificó en diciembre que entre 2000 y 2003, pudo contrabandear 30 a 50 toneladas de cocaína mediante la soldadura de compartimientos falsos en los extremos de los vagones petroleros.

Otro método que atestigua el uso de barcos de pesca involucrados y otros buques.

Más recientemente, los carteles han desarrollado ” semisumergibles “: embarcaciones que parecen submarinos, pero que rozan la superficie del agua para evitar que la Guardia Costera de los EEUU.

Por último todos los testigos han dicho que el avance del gobierno para neutralizar los diferentes métodos de entrada de droga a EEUU los ha llevado a usar los puertos legales de entrada a EEUU para introducir millones de toneladas de narcóticos.