El video de Trump con el que Hillary Clinton azota al presidente

"Como lo dije, un títere" dijo Clinton de los reportes sobre la investigación del FBI sobre si Trump es agente ruso
El video de Trump con el que Hillary Clinton azota al presidente
Crece la presión sobre Trump y su relación con Rusia
Foto: Getty Images

En medio del escándalo que sucitó los reportes sobre una investigación por parte del FBI para determinar si Donald Trump trabajaba para Rusia emerge un video de la campaña electoral que azota sin piedad al presidente.

“Como dije: una marioneta”,  tuiteó el lunes Hillary Clinton, refiriéndose a un famoso intercambio entre ella y Trump durante su tercer y último debate presidencial.

El 19 de octubre de 2016, Trump dijo que el presidente ruso Vladimir Putin no respetaba a la ex secretaria de estado a lo que la demócrata respondió:

“Bueno, eso es porque él preferiría tener un títere como presidente de los Estados Unidos”, respondió Clinton.

“No hay títere“, dijo Trump, hablando sobre ella. “Tú eres el títere. No, eres el títere”.

“Es bastante claro que no admitirán que los rusos han participado en ciberataques contra los Estados Unidos de América, que alentaron el espionaje contra nuestra gente, que están dispuestos a lanzar la línea de Putin, inscribirse en su lista de deseos, romper con “OTAN, haz lo que él quiera hacer y que continúes recibiendo ayuda de él porque tiene un favorito muy claro en esta carrera”, continuó Clinton.

El tweet de Clinton que reitera su afirmación de que Trump es un títere ruso se produce después de los reportes del fin de semana sobre los fuertes lazos de Trump con Rusia.

El New York Times informó el viernes que el FBI investigó si Trump estaba trabajando en nombre de Putin luego de que despidiera al director James Comey. Y el domingo, The Washington Post informó que Trump hizo todo lo posible por ocultar los detalles de sus conversaciones con Putin.

“Nunca trabajé para Rusia”, dijo Trump a periodistas el lunes. Dijo que la pregunta misma era una “vergüenza” y repitió su creencia de que la investigación de sus vínculos potenciales con la injerencia en las elecciones rusas era “todo un engaño y una cacería de brujas sin precedentes”.