Capitana demanda al LAPD por acoso sexual

Indica que no es la primera vez que experimenta incidentes de este calibre dentro del Departamento de Policía de Los Ángeles

La Capt. Lillian Carranza es vista junto a otros agentes y detetives del LAPD. (Aurelia Ventura)
La Capt. Lillian Carranza es vista junto a otros agentes y detetives del LAPD. (Aurelia Ventura)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/ La Opinion

Una capitana del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) presentó una demanda contra dicha entidad bajo el alegato de que fue víctima de acoso sexual y que además enfrentó un ambiente de trabajo hostil.

Esto sucedió, luego de que una foto “profundamente humillante” —indica la queja— de una mujer desnuda fuera compartida y algunos compañeros afirmaran falsamente que se trataba de ella.

La demanda es la más reciente de una serie de acusaciones serias hechas por mujeres en el Departamento que describen una cultura y sexista dentro de las filas, reportó el periódico Los Angeles Times.

La capitana Lillian Carranza, quien supervisa la división de delitos comerciales y que maneja investigaciones de robos de alto perfil, afirma que el LAPD sabía que la imagen fue compartida en repetidas ocasiones por el personal junto a comentarios despectivos sobre ella.

La imagen fue compartida junto a otra foto sexualmente explícita de una detective.

Esa detective, Ysabel Villegas, reportó su incidente al Departamento de Policía de Glendora en noviembre pasado y desde entonces obtuvo una orden de restricción contra un agente que —según indica— fue el responsable de empezar a distribuir dicha imagen.

En su informe, señaló que otra mujer de la policía de Los Ángeles también fue objeto de la circulación de fotos sexuales.

En la demanda presentada el último viernes, Carranza alega que la jefa adjunta de LAPD, Debra McCarthy —quien supervisa las investigaciones internas de LAPD— ha estado al tanto de esa información del informe policial desde noviembre pasado y, sin embargo, el departamento “no tomó medidas para informarle sobre dicha mala conducta que iba dirigida a ella”.

“El jefe nos anima a ser vocales y transparentes, pero nada podría estar más lejos de la verdad cuando se trata del acoso sexual… Luego no hacen nada para corregirlo”, dijo Carranza, de 50 años de edad, en una entrevista.

“La tolerancia cero en el LAPD para tal comportamiento es simbólica. La realidad es que es tolerada”.

Agregó que el departamento le ordenó que no discutiera sus alegatos en específico.

“Esto es indicativo de por qué es tan difícil reclutar y promover mujeres aquí”, agregó.

Por su parte, el LAPD dijo no comentar en litigios en curso.

Lillian Carranza, capitana del LAPD. (Aurelia Ventura)
Lillian Carranza, capitana del LAPD. (Aurelia Ventura)

Una raya más

Esta demanda forma parte de una serie de escándalos relacionados con la conducta sexual y el acoso en el Departamento en los últimos meses.

El asistente del jefe, Jorge Villegas, se jubiló repentinamente después de que una unidad encubierta del LAPD lo encontró a él y a una subordinada involucrados en actividad sexual dentro de su vehículo policial no identificado.

Carranza dijo que le pidió a McCarthy y al departamento que “aclararan que la mujer en la fotografía en cuestión no era de hecho la demandante”, pero no se hizo nada para comunicarse y condenar el intercambio de la imagen, según la demanda.

McCarthy no pudo ser contactada para hacer comentarios sobre este caso.

Hace unos días, Carranza colocó en su cuenta de Twitter #MeToo con el objetivo de indicar que fue sobreviviente de conducta sexual inapropiada.

Carranza dice que no es el primer incidente despectivo que ha sufrido como supervisora de LAPD.

En noviembre de 2013, un supervisor de detectives que impartía una clase de capacitación fue grabado en audio diciendo que Carranza era una “dama hispana muy linda” y que “la intercambiaron varias veces”.

Carranza afirma en la demanda que el Departamento sabía de la grabación del incidente, pero nunca le informó hasta que el agente que hizo la grabación se le acercó con la cinta.

La capitana dijo que ha soportado años de acoso sexual dentro de un lugar de trabajo hostil para mujeres que incluía “hostigamiento verbal, epítetos, comentarios despectivos y/o insultos”.

En agosto pasado, demandó al LAPD alegando que no fue considerada para un ascenso cuando presentó pruebas de que algunas divisiones de la policía no informaron las estadísticas de crimen
correctamente.

El entonces jefe del LAPD, Charlie Beck, denunció la acusación como “malditas
mentiras”.

Más casos en el LAPD

En abril pasado, un jurado otorgó a la agente Linda Allstot tres millones de dólares después de que su jefe, ahora retirado, de Asuntos Internos , tomó represalias luego de que ella denunciara su acoso sexual al ponerla bajo vigilancia utilizando una unidad secreta dentro del departamento.

La ciudad resolvió el caso por 1.8 millones de dólares después de que el juez recortara la resolución del jurado.

Mientras tanto, el agente de policía de Los Ángeles, Daniel Reedy, está siendo investigado por la policía y los fiscales después que la detective Isabel Villegas lo acusó de asalto y de distribuir imágenes explícitas de ella sin su permiso.

Villegas, quien reconoció haber tenido un romance extramatrimonial con Reedy, recibió una extensión de una orden de restricción en su contra.

Villegas está casada con Jorge Villegas, el exasistente del jefe.

Hoy este hombre es objeto de una investigación luego de que se informara que agentes encubiertos lo descubrieron a él y a una subordinada en lo que parecía ser una actividad sexual dentro de un auto perteneciente al departamento fuera de un bar. Villegas anunció su retiro en octubre