Braceros piden a AMLO una mesa de negociación antes de ir a cortes internacionales

Hasta el momento el gobierno mexicano no se ha pronunciado al respecto ni ha dado posibles fechas para las mesas solicitadas
Braceros piden a AMLO una mesa de negociación antes de ir a cortes internacionales
Braceros han exigido recursos en diferentes oportunidades.
Foto: Archivo/J. Emilio Flores / La Opinión

MEXICO.- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) admitió una queja interpuesta por organizaciones de ex braceros que buscan que el Estado mexicano pague una deuda histórica a millones de afectados o sus familias por un dinero desaparecido entre los años 1942 y 1967.

El gobierno mexicano debió dar respuesta a esta queja entre el pasado 7 de noviembre y el 7 de febrero, pero los quejosos quisieron aprovechar la coyuntura para establecer una mesa de diálogo, negociación y trabajo y “arreglar todo en casa” en lugar de los tribunales internacionales y solicitaron a la CIDH una prórroga para la respuesta oficial.

“Hemos tenido audiencia y hay buena voluntad pero ya es hora de pasar de las manifestaciones de buena voluntad a los hechos”, dijo Efraín Arteaga, dirigente del Movimiento Unificado de Ex Braceros (MUEB) que aglutina a 50 organizaciones que en 2013 organizaron una marcha desde la Ciudad de México y Los Ángeles hasta Nueva York y Washington en busca de apoyo internacional para que se pague un dinero que el gobierno mexicano desapareció hace décadas.

El programa de Ex Braceros firmado entre México y Estados Unidos retuvo el 10% del salario de campesinos pobres que se alquilaron en EEUU. Fue manera sistemática a través de los patrones estadounidenses quienes traspasaron el recurso a sus autoridades y éste al Estado mexicano para que éste lo diera a los trabajadores cuando estuvieran en México, pero aquí desapareció.

En el año 2005 el gobierno del ex presidente Vicente Fox creó un fideicomiso para entregar un apoyo social por alrededor de 38,000 pesos a los afectados, pero después de dos sexenios y 190, 000 beneficiados, el pago se borró del presupuesto con Enrique Peña.

“El presidente Andrés Manuel López Obrador y la ministra Olga Sánchez Cordero han dicho que tampoco lo  incluyeron porque quieren llegar al fondo del asunto y no dar paliativos”, agregó Arteaga.

MUEB quiere llegar a la mesa de negociación con un pliego petitorio que no sólo considera la opción de pago con dinero sino opciones más abiertas como pensiones vitalicias, casas, atención médica integral y algunas vías para reivindicar al Bracero como un monumento o un perdón público por parte del Estado.

“Es algo que tenemos que acordar todas las organizaciones del país, ponernos de acuerdo en lo que queremos como requisitos mínimos”, dijo“. Para empezar podríamos requerir un censo porque ni siquiera hay cifras oficiales de cuántos hay, cuántos murieron y quedan sus familias”.

Hasta el momento el gobierno mexicano no se ha pronunciado al respecto ni ha dado posibles fechas para las mesas solicitadas.

LOS BRACEROS EN CIFRAS

  • Un estudio de 2008 de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México calculó que la deuda a los braceros con intereses alcanzaría los 5 billones de pesos.
  • El Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados calculó hace una década que había 3.2 millones de ex braceros sobrevivientes de los 4.6 que participaron en el programa.