Fueron detenidas en Montana por hablar español, ahora presentan una demanda

Las mujeres se sintieron discriminadas y ahora afirman que sus hijas no quieren hablar español por miedo
Fueron detenidas en Montana por hablar español, ahora presentan una demanda
Un agente de la guardia fronteriza detuvo a dos mujeres por hablar español en Montana.
Foto: Screenshot Nbc News

El sindicato civil americano de libertades, American Civil Liberties Union (ACLU por sus siglas en inglés) de Montana y el bufete de abogados Crowley Fleck PLLP presentaron una demanda federal el jueves en nombre de dos mujeres, que fueron interrogadas por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos en una tienda en Havre, Montana.

Un comunicado de prensa de la ACLU indica que las mujeres, Ana Suda y Martha “Mimi” Hernández, estaban haciendo cola en la tienda cuando un agente de la Patrulla Fronteriza se acercó a ellas, comentó el acento de Hernández y preguntó dónde habían nacido. Respondieron que en Texas y California, respectivamente.

La ACLU declaró que el agente ordenó a las mujeres que mostraran su identificación y las mujeres, que son ciudadanas estadounidenses, presentaron sus licencias de conducir válidas en Montana. El comunicado de prensa de la ACLU continuó explicando que no había razón para creer que ninguna de las dos mujeres había violado ninguna ley, pero el agente las detuvo en el estacionamiento.

Las mujeres comenzaron a filmar al agente, preguntándole por qué las había retenido. Él respondió que “tiene que ver con que ustedes hablen español en la tienda en un estado donde predominan los que hablan inglés”, según el comunicado de prensa.

La demanda cita violaciones de la Cuarta Enmienda, porque no había ninguna razón legítima para detener a las mujeres; el agente distinguió a las mujeres por motivos de raza, basándose en su uso del español como justificación y representación de la raza. De hecho, según la denuncia, el supervisor del agente confirmó que los hablantes de francés no serían detenidos de manera similar.

La ACLU escribió en el comunicado informativo que aunque las mujeres y sus familias han vivido en Havre durante años, desde entonces han sido rechazadas y hostigadas por otros residentes de la ciudad. Suda dijo que su hija ahora también tiene miedo de hablar en español y no se siente cómoda hablándolo.

De acuerdo con el comunicado de prensa, la demanda busca evitar que Aduanas y Protección de Fronteras de EE.UU detenga a personas por motivos de raza, acento y / o habla español.