¿Qué es la hipoacusia y cómo afecta el sistema auditivo?

El sistema auditivo puede verse afectado de tal manera que la audición se va perdiendo paulatinamente
¿Qué es la hipoacusia y cómo afecta el sistema auditivo?
Foto: shutterstock

La pérdida de la audición, conocida también como hipoacusia neurosensorial es un problema que afecta a personas de todas las edades, desde niños hasta adultos. Sus causas son diversas, desde un problema congénito, daños en la cóclea, y hasta la edad puede ser un desencadenante de esta enfermedad.

Qué es la hipoacusia

La hipocausia es  una enfermedad auditiva causada por alguna infección provocada en el oído interno o por daños en el nervio auditivo. Sin embargo, si los daños son en la cóclea, este problema se agrava, ya que es el órgano que sirve para oír.

Este problema puede ser de nacimiento, o surgir en el transcurso de la vida. Aparece debido a un golpe fuerte en la cabeza, exposición a ruidos fuertes de forma constante. Mientras otras causas también son tumores en el nervio auditivo o meningitis.

Hay que tener en cuenta, que debido al envejecimiento del cuerpo, el sistema auditivo también se deteriora, apareciendo la hipoacusia en la edad avanzada.  Y existen medicamentos cuyos efectos secundarios provocan esta enfermedad.

En el caso de los niños, la hipoacusia puede ser hereditaria, aunque también puede deberse a una malformación en el oído durante su etapa fetal.

Otras posibilidades son las infecciones que se pueden transmitir a través del feto y afectar el desarrollo del mismo.

Consecuencias

La consecuencia más inmediata es la pérdida total de la audición de forma paulatina, dependiendo de si se trata de hipoacusia leve o profunda. También puede afectar un oído, o ambos.

En el caso de afectar a un oído, habrá dificultades para distinguir los sonidos y localizar desde dónde provienen. En el caso de que afecte ambos, habrá problemas para distinguir incluso las palabras.

hipoacusia
Foto: Shutterstock

En estos casos, puede ser útil usar audífonos que amplifiquen los sonidos. Aunque en casos extremos, se puede implementar un implante coclear.

Este consiste en implantar un dispositivo electrónico a través de una cirugía el oído medio. Este dispositivo estimulará el nervio auditivo, convirtiendo las ondas sonoras en impulsos eléctricos que serán transmitidos al cerebro, y de esta manera, recuperar la percepción auditiva.