Hispano quiso legalizar su situación migratoria, pero se topó con ICE y enfrenta deportación

Recuerde consultar con un abogado confiable antes de iniciar cualquier proceso ante USCIS
Hispano quiso legalizar su situación migratoria, pero se topó con ICE y enfrenta deportación
Jair Solís pelea para evitar ser deportado.
Foto: Captura Univision

Jaír Solís quiso aprovechar que su hijo mayor es militar y podría ayudarlo a obtener la Residencia Permanente, pero hecho ocurridos hace 22 años volvieron a su presente y lo pusieron en la fila de las deportaciones.

A pocos días de haber comenzado con su trámite, el mexicano fue detenido por agentes de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), debido a dos casos: manejar con imprudencia y presuntamente portar un arma.

Él afirmó a Univision que no es culpable, pero nunca aclaró los hechos ocurridos en 1997. Supuestamente él menejaba un auto y un amigo que lo acompañaba mostró un arma de juguete para amenazar alguien.

El problema de Solís es que, en lugar de contratar a un abogado confiable, pagó $500 dólares a un “notario”, una especie de consultor migratorio que no revisó a fondo el historial criminal del inmigrante, a fin de buscar limpiarlo antes de iniciar cualquier proceso ante autoridades migratorias, indicó Richard Lucero, abogado del mexicano.

“Estos casos son un riesgo, porque si los rechazan, ICE te puede ir a buscar”, advirtió Lucero.

Solís fue detenido el domingo 24 de febrero, a dos semanas de que recibió una carta sobre su caso migratorio, señalando que debía seguir el proceso para regularizar su estatus desde México.

Los agentes de ICE llegaron armados y gritaron: “¡Policía! ¡Abra la puerta!”. El hizo lo correcto: no les abrió la puerta. Los agentes se fueron, pero dos días después, tras salir de su trabajo Solís fue capturado por “La Migra”.

El mexicano está libre, pero sigue en riesgo de deportación y dejar a sus cinco hijos, dos de ellos menores de edad, en los Estados Unidos, ya que todos nacieron en este país, pero la Coalición por los Derechos de los Inmigrantes (CHIRLA) lleva su caso.

El caso de Solís es similar al de un número indeterminado de inmigrantes que cometieron alguna falta y ésta quedó registrada, ya que la Suprema Corte recientemete avaló que ICE puede capturar y deportar a extranjeros con récord criminal.