Poca$ razones para no tener cuentas con el banco

Los servicios certificados por Bank On son accesibles y flexibles con la identificación

Hay formar fáciles de resolver una controversia con el banco.
Hay formar fáciles de resolver una controversia con el banco.
Foto: Shutterstock

Muchas comisiones e incertidumbre sobre ellas y problemas con la identificación necesaria, la historia crediticia o con otro banco. Estas son algunas de las muchas razones que tenían 14.1 millones de adultos en EEUU en 2017 para no tener una cuenta en una entidad bancaria (unbanked en inglés) y gestionar su vida financiera en productos alternativos como cash checkers y payday loans mucho más caros.

Los datos más recientes del Fondo de Garantía de Depósitos (FDIC) mostraban que afroamericanos y latinos son los que más al margen viven de la banca con mucha diferencia del resto. Así pues terminan pagando más comisiones en un entorno de menos garantías y con  menos o ninguna oportunidad de crédito (e historia crediticia), esenciales para tener abierta una cierta oportunidad económica en el país.

Y en la mayor parte de los estados hay alternativas que no solo están en internet. Bancos comunitarios y uniones de crédito facilitan la apertura de cuentas asequibles. Además el City Financial Empowerment Fund (CEF) ha creado el proyecto Bank On para ayudar la estabilidad financiera de quienes no tienen cuentas con los bancos o las tienen muy esporádicamente (underbanked). Uno de los programas es abrir las puertas a una cuenta asequible y aceptando formas alternativas de identificación.

Las primeras iniciativas del CEF nacieron en Nueva York y San Francisco en 2006 pero ya hay más de 75 ciudades en las que han llegado cuentas certificadas por Bank On y hace unos días Chase ha lanzado una asequible que sustituye con más servicios a otra que se llama Liquid.

Se trata de la Chase Secure Banking, que tiene una comisión de gestión mensual de $4.95 y todos los beneficios del banco, entre ellos el acceso a todos los ATM (16,000 en el país) de forma gratuita, a la aplicación móvil del banco –lo que provee gestión de cuentas y pagos además de monitoreo del crédito– y servicio tanto en las 5,000 sucursales como telefónico. Lo que no tiene es sobregiro (overdraft) es decir, que solo se cubrirán pagos si hay dinero en la cuenta. Es algo que abarata el servicio porque el sobregiro puede llegar a costar comisiones de hasta $45 aunque la ley permite optar por no tenerlo.

Para abrirla, se necesita un ID primario y otro secundario como una licencia de conducir, el ID del Estado o del empleador, un certificado de nacimiento o la tarjeta de residencia, entre otros.

En general, los estándares de estas cuentas y los detalles de dónde se ofrecen se pueden encontrar en joinbankon.org/coalitionmap son:

  • Un depósito inicial de $25 o menos
  • Comisión de mantenimiento de $5 como máximo al mes.
  • Comisión máxima de $2.50 por uso de ATM que no esté en la red
  • Sin comisiones de sobregiro
  • Gratuito para pagos de facturas y acceso en la red de ATM.
  • Depósitos directos.

La Reserva Federal de Saint Louis ha estudiado este programa que considera alentador en muchos aspectos. Según los datos que maneja este organismo,

  1. Los clientes de cuentas certificadas Bank On las usan como el resto de los clientes y un tercio hace depósitos directos mientras que más del 75% usa transacciones de débito.
  2. Los clientes, muchos de ellos anteriormente ajenos a las operaciones bancarias o unbanked, son activos digitalmente y hacen uso tanto de los servicios en la red como los de las sucursales.
  3. La tasa de cancelación es similar al de resto de las cuentas bancarias, alrededor del 25%. Ni más, ni menos.