Si Estados Unidos ya no regresa a los solicitantes de asilo, ¿llegarán más vía México?

Especialistas aseguran que el flujo no disminuirá
Si Estados Unidos ya no regresa a los solicitantes de asilo, ¿llegarán más vía México?
Deportaciones
Foto: Getty Images

MEXICO – Poco antes de que el juez Richard Seeborg, del distrito Norte de California, emitiera la orden que evitará a partir del próximo viernes regresar a México a los solicitantes de asilo, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) pidió a este país “prepararse” para un incremento de flujos migratorios, sin embargo, tras esta resolución, se espera que crezca todavía más.

“Por supuesto que va a incrementar”, observó Adolfo Laborde, académico internacionalista de la Universidad Anahuac. “Van a sentirse más seguros del otro lado. No querían estar en México y el mensaje que se envía ahora es de tolerancia”.

La decisión de regresar a México a los migrantes que llegaran a Estados Unidos a solicitar asilo arrancó el marzo pasado por presiones de presidente Donald Trump. México lo aceptó en medio de una crisis de caravanas masivas desde Centroamérica integradas por presuntas víctimas de violencia y mala economía en sus países de origen.

De ese tiempo a la fecha fuerno devueltos unas 60 personas al día a través de los cruces internacionales de San Ysidro, Calexico, El Paso y Mexicali, según cifras del gobierno estadounidense. El Instituto Nacional de Migración contabilizó hasta el 8 de abril 778 devoluciones por El Chaparral; 234 por Mexicali y 311 por Ciudad Juárez.

Trump protestó con un tuit a la decisión del juez Seeborg.  Dijo que es “injusta” para su país. Para Martha Sánchez, fundadora de la organización civil Movimiento Migrante Mesoamericano, la resolución “es paradigmática” porque obliga a cumplir la ley así como los convenios internacionales firmados por Estados Unidos, además de que quita a México la presión de recibir de vuelta a los inmigrantes.

No obstante, descarta que esta medida empuje a más migrnates a salir. Más bien, el flujo continuará como hasta ahora en números y con los mismos problemas de tráfico de personas. “El problema es que con las medidas de contención se entrega a los migrantes al crimen organizado y, aunque se está limpiando al Instituto Nacional de Migración, todavía hay una vieja estructura muy corrompida que participa con todas las mañas”.Rodolfo Casillas, analista del tema migratorio de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso),

 destaca que por ahora, el juez Seeborg quitó presión al gobierno de México. “Es un tanque de oxigeno, pero habría que ver lo que pasa con los migrantes en Centroamérica, Asia y Africa cuando les llegue la noticia”.