México: Más de 600 inmigrantes escapan de las autoridades en Chiapas

México dijo al principio que fueron 1300 centroamericanos quienes huyeron en Tapachula

El Instituto Nacional de Migración de México informó que poco después de las ocho de la noche del jueves hubo una salida no autorizada promovida por ciudadanos de nacionalidad cubana, que constituyen la mayoría en la “Estación migratoria siglo XXI”, en Chiapas.

Explicó que el instituto no cuenta con personal para retener a los migrantes, por lo que no fueron confrontados.

Algunos familiares de quienes están ahí albergados informaron que dentro de la estación había problemas entre los migrantes, quienes se peleaban ante el poco espacio que hay para dormir y la falta de colchas.

Solamente 645 migrantes huyeron realmente el jueves por la noche, en lugar de los 1,300 que reportó originalmente el Instituto Nacional de Migración, de acuerdo con un comunicado. El organismo dijo que sólo 35 de los que escaparon habían vuelto, sin explicar por qué redujo sus cifras, reporta Associated Press.

El centro tenía 1,745 personas detenidas en ese momento, casi el doble de su capacidad, se añade en el texto. La instalación fue construida para albergar a poco menos de milpersonas.

El INM indicó que después de escapar, 700 migrantes ya regresaron a la estación, pero aproximadamente 600 no han sido localizados.

Sobre las personas que aún permanecen en la estación y sus alrededores, el instituto asegura que ya está tomando medidas de protección para ellos.

La Policía federal, equipada con escudos antimotines, ingresó luego al centro para controlar la situación, mientras una multitud de enojados cubanos, familiares de los internos en el complejo, se congregaban en el exterior.

Los internos se quejaban de la sobrepoblación y de las condiciones insalubres de las instalaciones, apuntaron los cubanos.

“Mi esposa y mi hijo han estado ahí 27 días en malas condiciones”, señaló Usmoni Velazquez Vallejo a AP mientras esperaba noticias en el exterior. “Hay hacinamiento, no hay comida suficiente y ni siquiera tienen medicamentos”.

Fue el mayor escape masivo de un centro de inmigración en México del que se tenga memoria, y el ejemplo más reciente de cómo el gobierno se ha visto abrumado por el flujo de migrantes centroamericanos, cubanos y haitianos.

Los residentes de Tapachula, una ciudad situada en la frontera con Guatemala, reportaron haber visto a centenares de migrantes corriendo por las calles el jueves por la noche, algunos apenas vestidos o metiéndose en furgonetas que pasaban para escapar.