México y Los Ángeles aumentan lazos de cooperación transfronteriza

La alianza MEXLA arranca el 10 de mayo; confianza del país vecino en la ratificación del Tratado de Libre Comercio T-MEC

México y Los Ángeles aumentan lazos de cooperación transfronteriza
Jesús Meade Kuri (i), Secretaría de Relaciones Exteriores de México, y Carlos Eugenio García, cónsul general de México en LA. (Jorge Macías)
Foto: Impremedia

De manera simultánea en las Ciudades de México y Los Ángeles se anunciarán las comisiones de la alianza MEXLA compuesta por residentes de ambos países que trabajarán para reforzar los lazos -ya de por sí fuertes- entre las dos regiones y que representan un flujo comercial anual superior a los 3,500 millones de dólares.

Así lo anticipó en una rueda de prensa el subsecretario de Relaciones para Norteamérica de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, Jesús Meade Kuri, quien realizó una gira de trabajo para estrechar vínculos de alto nivel con líderes empresariales y autoridades de gobierno federales y estatales.

Estos esfuerzos de colaboración surgieron durante la visita en marzo del alcalde angelino, Eric Garcetti a la capital de la República Mexicana

“La ciudad de Los Ángeles es la ciudad mexicana más importante del mundo, fuera de México”, dijo el funcionario. “Y como se dice, primero Dios comenzamos el 10 de mayo”.

México y la Ciudad de Los Ángeles seleccionarán a miembros de la comunidad comprometidos que representan sectores clave, como comercio, deportes, energía renovable, ciencia, arte, cultura y turismo para formar parte de la comisión MEXLA.

Los miembros participarán en reuniones y proyectos para mejorar la colaboración transfronteriza.

El Consejo del Pacífico sobre Política Internacional en Los Ángeles y COMEXI en México servirán como socios clave sin fines de lucro, y organizarán y dirigirán la Comisión. El subsecretario para América del Norte, Jesús Meade y el alcalde Garcetti, serán copresidentes honoríficos.

“México y Los Ángeles están unidos por lazos de familia, historia, valores y cultura, y estamos decididos a trabajar juntos para construir un futuro más brillante, más saludable y próspero”, dijo el alcalde Garcetti. “MEXLA fortalecerá los vínculos entre nuestras comunidades al intercambiar las mejores ideas sobre comercio, turismo, deportes, arte, clima y energía, y más. Nuestra asociación ayudará a mejorar la vida de las familias en ambos lados de la frontera “”.

Según Andrea García, portavoz de la oficina de prensa de Garcetti, México es el décimo cuarto inversionista extranjero en el Sur de California, al proporcionar 25% más empleos en 2017 que en 2016.

En el condado de Los Ángeles, en 2017 casi un centenar de firmas mexicanas emplearon a más de 3,500 personas y pagaron más de 21 millones de salarios.

También en 2017, el comercio entre el distrito de aduanas de la urbe angelina y México creció un 40 por ciento hasta cifrarse en 3,530 millones de dólares.

Confianza en el T-MEC, a pesar de Trump

 Aún con las nuevas “amenazas” del presidente Donald Trump de cerrar la frontera con México, como represalia por el arribo de continuas caravanas de miles de migrantes procedentes de los países del Triángulo Norte (Honduras, El Salvador y Guatemala), además de cubanos y africanos, México se encamina a la ratificación del Tratado de Libre Comercio (T-MEC) con Estados Unidos y Canadá.’

Así lo dio a conocer en Los Ángeles, Meade Kuri, quien reconoció que el panorama en Estados Unidos es distinto.

“En México, buscamos ratificar el Tratado y consolidarlo, quizás se dé en estos días” dijo el funcionario mexicano, quien fue el negociador principal del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC, antes NAFTA) por parte del actual gobierno de México.

Aunque en México podría ser ratificado, la realidad del T-MEC es distinta en Estados Unidos. El Congreso tiene que aprobarlo en las dos cámaras, y aunque el Senado tiene dominio republicano, la Cámara de Representantes es de mayoría demócrata y hay escepticismo de la líder Nancy Pelosi.

“Hay personas escépticas y que están en oposición, porque se han concentrado en una posición laboral; han mostrado resquemor por las prácticas laborales de depresión salarial [en México], que consideraban una desventaja para Estados Unidos”, dijo Meade Kuri.

En un salón de un hotel de lujo en Century City, el funcionario recordó que en el pasado, los líderes sindicales de México se juntaban con empresarios para elaborar contratos laborales y juntos contrataban a los trabajadores.

Sin embargo, en 2015 fue la poderosa central sindical estadounidense AFL-CIO y su presidente Richard Trumka, quien desde Estados Unidos -a diferencia de la Confederación de Trabajadores Mexicanos (CTM)- denunció en una carta al expresidente Barack Obama, en una reunión con su homólogo de ese entonces Enrique Peña Nieto, las condiciones en que se desenvuelven los trabajadores mexicanos: corrupción sindical, corrupción de gobierno, impunidad, sueldos de miseria, simulación en las formas de contratación, indefensión generalizada, ausencia de derechos colectivos y renuncia de la autoridad para cumplir sus obligaciones.

Tanto Pelosi como la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes, aspiran para los trabajadores mexicanos el establecimiento de la democracia sindical, la libertad de asociación y el voto secreto. Todo ello apuntaría a que los trabajadores del vecino país pudieran organizarse de forma más libre.

México y la retención de centroamericanos

Aunque la visita del funcionario de la SRE de México fue para tratar con empresarios y organizaciones filantrópicas interesadas en invertir en el sur y sureste de México, La Opinión lo cuestionó en relación a las caravanas de migrantes centroamericanos que han sido retornados al sur de la frontera y donde deben esperar mientras se resuelven sus peticiones de asilo en Estados Unidos.

¿Cómo debería resolverse este asunto? ¿México está haciendo el trabajo sucio a la administración Trump, reteniéndolos en la frontera?

“Hablaré en términos generales. Lo que me trae acá es la inversión y el comercio. En este tema, el problema surge de que hay una visión diferente del problema migratorio en México y otra en Estados Unidos. México entra con un presidente guiado totalmente por el aspecto humanitario y decir no voy a agarrarlos y los echaré para afuera.

Se creó una política humanitaria, más abierta, que permitiera el acceso a los centroamericanos a nuestro país con derecho irrestricto con la idea de trabajar, pero fueron yéndose directamente al norte. El incentivo se hizo incendiario, con mucha gente, una gran proporción [de ellos] sin ningún interés ni ninguna intención de trabajar en la zona sur y sureste de Tabasco y Campeche. Se creó una zona conflictiva y seguimos estando abiertos e interesados en la cooperación con los países centroamericanos, incluyéndolos en materia económica, pero ahora tenemos una disposición más cuidadosa para restringir los accesos”.

Respecto a los 50 consulados de México, que se convertirían supuestamente en Procuradurías de Defensa de los inmigrantes indocumentados de origen mexicano, se le indico que hasta ahora no ha habido nada.

¿Fue solamente una promesa de campaña del presidente Andrés Manuel López Obrador, o fue acaso una mentira política?

“No, con esa alternativa, mejor ninguna. Con eso es mejor ninguna de las dos; estamos trabajando en eso. No se ha dicho por inventarlo a la ligera; se tiene que hacer bien. Se anunció el 28 de febrero y salió en el decálogo de 10 principios para fortalecer nuestra función de protección [consular]; hemos estado ocupados en nombramientos y otros cambios en los consulados…ahorita estamos ocupados, preparando una estrategia específica, con requerimientos de todo tipo para así dar los siguientes pasos. Es algo serio, un sistema más efectivo, ambicioso, que aumente la capacidad y recursos legales de los consulados, principalmente pro-bono”.