¿Qué tan cerca está de darse una erupción en Yellowstone? Geólogos responde

En el último mes se registraron más de 60 microsismos, lo cual ha despertado cierto temor acerca si ocurrirá o no pronto este evento

¿Qué tan cerca está de darse una erupción en Yellowstone? Geólogos responde
Las características de Yellowstone no concuerdan con las de las clásicas teorías.
Foto: Mark Ralston / Getty Images

Durante el pasado mes de abril, se registraron 63 sismos en la región cercana al llamado supervolcán de Yellowstone, lo cual ha despertado cierto interés en los expertos de la materia, quienes están preocupados por lo que está ocurriendo en este sitio, y no por la potencia de los temblores sino por la cantidad registrada en tan pocos días.

Un geólogo de la Universidad Estatal de Portland llamado Scott Burns concedió una entrevista a Daily Express, en donde indicó que esta secuencia de pequeños terremotos alrededor de un volcán podrían ser indicador de una próxima erupción.

“Si hay enjambres sísmicos bajo un volcán activo, una hipótesis de trabajo es que se está moviendo el magma por debajo”, explicó el científico.

Otro experto en geología y geofísica de la Universidad de Utah de nombre Robert B. Smith, explica que en caso de darse una erupción en Yellowstone desencadenaría “una devastación completa e incomprensible”, augurando que toda la parte oeste de Estados Unidos se cubriría de ceniza, la cual sería tan densa que impediría el transporte aéreo y por ende, habría problemas con el suministro mundial de alimentos.

Puntos de vista contrarios

Hay quienes también han tomado con calma esta serie de sismos registrados en días pasados, como Jamie Farrell, quien posee un doctorado en geofísica por la Universidad de Utah y quien asegura que los temblores en dicha zona son bastante frecuentes, ya que son parte de un “ciclo natural”.

“No hay indicios de que este enjambre sísmico esté relacionado con el magma que se mueve a través de la corteza superficial”, agregó Farrell.

También, el sismólogo David Shelley asegura que no hay de qué preocuparse, pues es probable que los sismos hayan sido causados por la difusión de agua a través de las grietas en el subsuelo de la Tierra, y no por movimiento de magma.