Latina corre maratón de Boston con ocho meses de embarazo

La deportista de Boyle Heights demuestra su fortaleza y habla de los cuidados que tuvo durante su gestación

Latina corre maratón de Boston con ocho meses de embarazo
Lizzette Pérez corrió el maratón de Boston con 8 meses de embarazo. (Suministrada)
Foto: LA Opinión

Hace poco más de dos semanas Lizzette Pérez regresó orgullosa a Boyle Heights tras haber corrido el mundialmente famoso maratón de Boston. La emoción no era solo por haber terminado en poco más de cinco horas, sino porque lo hizo con ocho meses de embarazo.

Pérez, de 34 años, cuenta que el año pasado se inscribió al maratón tras haber sido seleccionada en agosto. Los corredores del maratón de Boston son elegidos basados en su capacidad atlética de acuerdo a su edad.

“Corrí un maratón que calificaba y una vez que recibí mi tiempo, envié mi solicitud y me aceptaron”, contó la mujer de raíces mexicanas.

No obstante, dos días después de la noticia, Pérez y su novio se enteraron que tenía cinco semanas de embarazo.

En ese momento la madre primeriza tuvo sentimientos encontrados; emoción, nervios y preocupación ya que había entrenado mucho para ser seleccionada y estaba a punto de perder la oportunidad.

“También sentí un poco de decepción porque al hacer las matemáticas nos dimos cuenta que estaría cerca de los nueve meses para el 15 de abril [día del maratón]”, confesó.

Revisó opciones e investigó para ver si estaría apta para correr.

“Averigüé cómo sería en cuanto a la actividad física, alimentación y entrenamiento adecuado. [Aprendí] que siempre y cuando mantuviera mi tiempo sin esforzarme de más, todo iba a estar bien”, explicó.

Se suma el peso del bebé

Pérez y su novio, Pedro Escobar, fundaron un grupo comunitario de corredores llamado Boyle Heights Bridge Runners. Ella contó que desde que tenía unos 13 años comenzó a sentir la pasión por correr, sin embargo no fue hasta 2014 que corrió su primer maratón y lo terminó en poco menos de 4 horas.

Por ello, estaba confiada que correr el maratón de Boston embarazada no le sería difícil si seguía las reglas del doctor y de su propia investigación.

Lizzette Pérez y su novio Pedro Escobar. (Suministrada)

Cuenta que su régimen consistía en correr varios días a la semana en intervalos de diferentes distancias; lunes seis millas, miércoles tres millas, jueves nueve millas y los sábados las carreras largas que comenzaban en 13 millas y continuaron hasta las 16 millas.

“Como a los siete meses es cuando ya me comencé a sentir más cansada”, reconoció.

“Pero nunca corrí sola, tuve mucho apoyo de mi novio y otros amigos que me acompañaban en mis carreras largas… Tomaba mucha agua y cuando me sentía cansada me detenía”.

Hora de correr

La distancia del maratón de Boston es de 26.2 millas y el pasado 15 de abril de 2019 se celebró su 123 aniversario con cerca de 30,000 corredores.

Pérez reconoció que su decisión de correr esta vez causó la preocupación y hasta el enojo de sus padres y algunos conocidos quienes no estaban muy convencidos que debería participar.

“Mis papás pensaron que estaba loca por correr pero yo me sentía muy bien”, indicó.

“Es hasta ahora [después del maratón] que mis pies comienzan a hincharse”.

La angelina dijo que antes de enterarse que estaba embarazada sus padres planearon acompañarla para verla cruzar la meta. Sin embargo, tras su embarazo optaron por no hacerlo, dudosos de que terminaría la carrera.

Entre el apoyo y las dudas, la futura mamá y su pareja viajaron a Boston. Escobar fue como aficionado y para estar al pendiente de su novia ya que él no corrió el maratón.
Antes de empezar el evento empezó a llover mucho y cuando la precipitación paró, el clima se volvió húmedo, contó Pérez.

“Yo estaba muy agradecida por poder correr el maratón. La gente por todo el camino me apoyaba y me gritaban emocionados, ‘Go mamma!’ ‘You can do it!’ y yo siento que iba acorde con mi cuerpo. Todo el tiempo tenía una sonrisa”, recordó.

Lizzette Pérez corrió el maratón de Boston con 8 meses de embarazo. (Suministrada)

En el camino, cuenta, se topó con dos mujeres embarazadas de cuatro y cinco meses de gestación. Encontrarse, agrega, fue motivación para todas.

Pérez corrió el maratón en un lapso de 5 horas y 49 minutos. Durante todo el camino, su novio la seguía por medio de una aplicación de celular.

“Al final de la meta él estaba ahí y me vio cruzar la línea”, comenta emocionada.

Indicó que la bebé, quien está programada para nacer el 20 de mayo, tiene muy buena salud y ambas culminaron la carrera sin complicaciones.

“Todos están muy contentos que terminamos el maratón”, dijo con una sonrisa Pérez, quien trabaja como contadora de impuestos.

Señaló que no tiene nada de malo estar activa durante el embarazo y recomendó a las embarazadas a participar en actividades de trote, caminatas, yoga y estiramiento para que su embarazo sea menos complicado.

“Yo les digo que se motiven para hacer ejercicio y mantenerse saludables. Cuando lo haces no es solo para ti si no también para tu bebé”.

Pérez también invitó a los corredores primerizos o con experiencia a ser parte del grupo de Boyle Heights Bridge Runners quienes se reúnen todos los miércoles a las 7:45pm en Mariachi Plaza de Boyle Heights.

“Tenemos dos grupos, uno de dos millas y otro para quienes corren más, de tres millas. Traigan a un amigo o vengan solos, lo importante es correr”, finalizó