General Motors quiere volver a contratar a los empleados que despidió, pero, ¿a cambio de qué?

La compañía quiere reubicar a miles de empleados, pero ¿en cuánto tiempo?
General Motors quiere volver a contratar a los empleados que despidió, pero, ¿a cambio de qué?
De los 2,800 empleados despedidos, 500 siguen sin trabajo
Foto: EFE

Después de haber anunciado miles de despidos en sus plantas de Estados Unidos y haber enfurecido al mandatario de ese país (Donald Trump), General Motors ahora dice que quiere re-contratar a 1,500 de sus empleados para reubicarlos en otras plantas, reporta el diario Detroit Free Press.

Pese a que la marca de autos americanos continúa con su plan de cerrar cuatro plantas en EEUU y una en Canadá, ésta ha ofrecido transferir a sus empleados a otras de sus plantas, pero el proceso ha demostrado ser muy lento y muchos empleados liquidados siguen esperando un espacio para ser transferidos.

A finales de abril, GM transfirió 1,305 de los casi 2,800 empleados afectados por el cierre de dos plantas. Las otras dos que se esperan ser clausuradas siguen operando.

Dan Flores, el vocero de la compañía, le dijo al Detroit Free Press hasta ahora se han transferido 593 trabajadores de Detroit-Hamtramck, después de que cesaron las producciones de Chevrolet Volt y Buick LaCrosse; 670 de la ensambladora de Lordstown, en Ohio; 28 de la transmisión de Warren y 14 de las operaciones de Baltimore.

Los empleados que lograron ser transferidos han ido a parar a las siguientes plantas: la planta de Flint, en Flint; la planta de de Spring Hill, en Tennessee; la planta de transmisión en Toledo; la planta de operaciones ed Bedford, Indiana; la planta de Fort Wayne, también en Indiana; la planta de Wentzville, en Missouri y la planta de motor en Tonawanda, Nueva York.

Sin embargo, 508 trabajadores que eran de tiempo completo aún siguen esperando ser transferidos a otra planta, sin contar los 965  empleados que pronto se quedarán sin trabajo en las plantas de Detroit Hamtramck y Warren Transmission, las cuales se espera que cierren sus puertas a finales del 2019.

El pasado 26 de noviembre, GM anunció miles de despidos y el fin de ciertos modelos con pocas ventas para redirigir su atención a autos eléctricos y “acelerar su transformación para el futuro”.

“GM continúa tomando medidas proactivas para mejorar el rendimiento comercial general de la empresa que incluyen la reorganización de su personal de desarrollo de productos globales, la realineación de su capacidad de fabricación y la reducción de la fuerza laboral asalariada”, dijo la marca en un comunicado de prensa.

Esta es la mayor reestructuración en América del Norte para el fabricante de automóviles número 1 de USA, desde su quiebra hace una década, reportó Reuters.

En Norte América, GM recortará la producción de autos en tres plantas de ensamblado para el próximo año. En USA: Lordstown, Ohio y Hamtramck, Michigan,  y en Canadá: Oshawa, Ontario. Y la lista de producción de vehículos que posiblemente será detenida incluyen la Chevrolet Cruze, la Cadillac CT6 y el modelo Buick LaCrosse, según Reuters.

Te puede interesar: