Houston: La madre de Maleah admite que el padrastro abusaba de la niña

Una cámara de seguridad muestra imágenes del padrastro saliendo del apartamento de la familia cargando diferentes objetos, incluyendo una botella de cloro

Houston: La madre de Maleah admite que el padrastro abusaba de la niña
El activista admitió que la madre nunca reporto el supuesto abuso a la policía.
Foto: Captura

HOUSTON-. El caso de la niña desaparecida Maleah Davis, de 4 años, tomó un drástico giro el viernes, cuando su madre acompañada del controvertido activista, Quanell X dieron una conferencia de prensa donde se dieron fuertes declaraciones sobre el padrastro, que fue la última persona que vio a la pequeña.

Con la mamá de Maleah a su costado, Quanell X dijo que el padrastro abusaba a la niña.

Versiones contradictorias

Las declaraciones contradicen lo que la madre, Brittany Bowens, dijo un día después de la desaparición de la niña. En una entrevista comentó que confiaba plenamente en su prometido y padrastro de Maleah, Darion Vence, y que no creía que era capaz de hacerle daño a su hija.

La madre no declaró en la conferencia, pero durante la misma varias veces le hablaba al oído a Quanell X y posteriormente este declaraba.

La madre no ha sido honesta

El activista dijo que Bowens no fue honesta con los investigadores al no informarles que Vence supuestamente abusaba de la niña y que un día antes de la desaparición de Maleah, ella (Bowens) se había peleado con Vence.

Según la versión que ofreció Quanell a petición de Bowens, la madre supuestamente le dijo a Vence que ya no se quería casar con él y que ya no había contestado las llamadas de su prometido sabiendo que Maleah se encontraba con él (Vence).

Vence le dijo a la policía que él (Vence), su hijo de un año y Maleah fueron secuestrados por tres hombres. Según la versión de Vence los hombres  lo golpearon y luego lo dejaron libre junto con su hijo pero Maleah no estaba cuando recupero la consciencia.

Quanell acusó a Vence de abuso y aseguró que tenía video de una cámara de seguridad que muestra imágenes del padrastro saliendo del apartamento de la familia cargando diferentes objetos, incluyendo una botella de cloro.

El activista admitió que la madre nunca reporto el supuesto abuso a la policía.

La policía dijo que ya darían comentarios durante la investigación.

El auto donde viajaba el padrastro con los niños, en el que supuestamente fueron secuestrados fue recuperado el jueves pero los investigadores dijeron que el vehículo estaba limpio y que no encontraron pistas prometedoras.