La Víbora: Canelo Álvarez necesita urgentemente una vasectomía

A nuestra serpiente comentarista del entretenimiento no se le escapa nada ni nadie
La Víbora: Canelo Álvarez necesita urgentemente una vasectomía
Saúl "Canelo" Álvarez y Paola Rojas.
Foto: Instagram / @paolarojas

Oigan, Canelo Álvarez no deja de impresionarme, y no precisamente por sus dotes de pugilista. Ese es punto y aparte, y como no sé nada ni me interesa el boxeo, no voy a ponerme a discutir sobre si es buen atleta o si se vende en las peleas y esas cosas.

Lo que me sigue sorprendiendo de este hombre es su capacidad para procrear con cuanta mujer se le pone enfrente. ¿Alguien además de él duda de su masculinidad? Porque por lo que se ve, tanto hijo con diferentes mujeres tienen la clara intención de decirle al mundo que es bien macho.

No exagero. Por lo menos cada año tenemos la noticia de que el boxeador mexicano ya tiene a una mujer embarazada por ahí. Claro, quién no va a querer tener un retoñito de este tapatío que está nadando en dólares, literalmente. Imagínense, el futuro está asegurado no solo para el crío, sino para la mamá del crío. Qué rico no tener que preocuparte por el resto de tu vida por dónde vas a vivir, qué vas a comer, cómo vas a pagar tu auto.

Canelo Álvarez
Canelo está relacionado sentimentalmente con Fernanda Gómez, con quien tiene una niña chiquita./Archivo

Ya no tendrás que aguantar jefes imbéciles y no tendrás que manejar para ir a trabajar, sino para ir a los malls de moda para comprarte la bolsa de Maicol Cors que tanto te gusta, los zapatos Guchi con adornitos rojos y dorados, la ropa para hacer ejercicio de Calvin Klein (esta marca sí la escribí bien, ¿se fijaron?), aunque nunca vayas al gimnasio. Imagínense qué maravilla que digan, “Miren, esa muchacha tiene un hijo del Canelo”, como si se tratara del máximo trofeo al que alguien puede aspirar. No importa que el pugilista no esté contigo, lo que importa es lo que significa haberle parido un hijo, que no es poco.

Les cuento esto porque el celebrado boxeador tapatío acaba de bautizar a su más nuevo retoño, Saúl Adiel, en su natal Guadalajara. Ya se imaginarán el derroche de miles y miles de dólares; seguramente lo hizo para impresionar a sus invitados, que acá entre nos, no creo que hayan sido de la alta sociedad tapatía –como lo comentaron algunas revistas de socialité–, considerando que Canelo se crió en un barrio bastante piojito de la ciudad.

El caso es que el niño –¡por fin tuvo un varón!– es fruto de su relación con la “empresaria” (ya saben, todas las novias de famosos tienen que tener un título) Nelda Sepúlveda… A ver, esperen, ¿pero que Canelo no está relacionado sentimentalmente con Fernanda Gómez, con quien tiene una niña chiquita? O sea, ¿las deja embarazadas y luego vuelve con la ex? Como que esta ecuación no me checa.

En resumidas cuentas, por favor, alguien dígale a Canelo que ya sabemos que es bien macho, que no tenemos duda de eso, y también díganle que ya existe la vasectomía, que es segura y no duele. Por su propio bien y el de su cuenta de banco.