Por esta razón Sylvester Stallone casi se muere rodando Rocky IV

El actor estuvo internado cuatro días en el hospital

Sylvester Stallone contó una historia desconocida en el Festival de Cannes. El actor, popular por haber interpretado, entre otros papeles, a Rocky y Rambo, tuvo una escena que lo dejó internado durante cuatro días en el hospital y por la que, según afirmó, podría haber perdido la vida.

Stallone no contaba con dobles en todas las tomas de peleas y Rocky es justamente un film donde el ring es tan protagonista como el actor. Hay un encuentro muy recordado por los fans de la saga, que ocurre en la cuarta entrega (1985). Se trata del enfrentamiento de Balboa con el ruso Iván Drago (Dolph Lundgren). No es sencillo olvidar la seguidilla de golpes que recibe el boxeador hasta ese épico knockout que acomete en el último asalto, por el que se convierte en heroico ganador. Recordemos que la trama de este film pone otra vez al boxeador retirado a pelear, tras la muerte de su exrival y amigo Apollo Creed, con el campeón ruso en medio de la guerra fría.

Fue en esa mítica pelea en que casi casi, según su apreciación, pierde la vida. “Le dije: ‘¿Por qué no lo hacemos? Solo trata de noquearme. Realmente golpéame lo más fuerte que puedas’. Y tras esa estupidez que le dije, lo siguiente que supe es que estaba en un avión de baja altitud para ir a la sala de emergencias, donde acabé en cuidados intensivos durante cuatro días con un montón de monjas a mi alrededor“, contó a Vulture durante su estadía en la competencia francesa. “Me golpeó tan fuerte que casi detuvo mi corazón“, agregó.

Además, el actor reveló que nunca tuvo piel con su colega a quien, según dijo, lo odió “de inmediato”. “Tuve que encontrar un ser sobrehumano como oponente, alguien que debía ser abrumador”, sumó. También relató qué pensó cuando conoció a su oponente: “Él es perfecto. Es justamente lo que imaginaba que ellos iban a crear: un atleta, alguien que es literalmente perfecto, indestructible: hombros, pantorrillas, antebrazos, trasero gigante, cuello, espalda, todo“.

Rocky es una de las películas más exitosas de las que fue parte Sylvester: el primer film se estrenó en 1976 y obtuvo tres premios Oscar (entre ellos, a Mejor Película). A la primera parte le siguieron cinco secuelas y dos spin off, Creed y Creed II.

La presencia de Stallone en Cannes coincidió con el lanzamiento de Rambo V: Last Blood.