Veterano de guerra del “Día D” se reencuentra con su “novia” 75 años después

Aunque sostuvieron un romance fugaz, este fue tan grande que ha perdurado durante todo este tiempo
Veterano de guerra del “Día D” se reencuentra con su “novia” 75 años después
La pareja aseguró que se siguieron amando, pese a que debieron seguir con sus vidas.
Foto: Captura de video

Una increíble historia nos regaló el 75° Aniversario del llamado “Día D” o la Batalla de Normandía, cuyo protagonista es un veterano de guerra estadounidense llamado K.T. Robbins, quien recientemente se reencontró con la novia que dejó justamente en territorio francés.

Fue en junio de 1944 cuando Robbins desembarcó, junto con miles de militares, en las playas de Normandía para acabar con el ejército nazi.

El destacamento al que pertenecía este hombre se instaló durante las primeras semanas en Briey, una localidad fronteriza, en espera de nuevas órdenes. Ahí, este soldado conoció a una joven de 18 años llamada Jeannine Ganaye; ambos se enamoraron profundamente y sostuvieron un romance fugaz; sin embargo, transcurridos algunos meses, la pareja tuvo que separarse, pues Robbins debía marcharse a otro lugar para continuar con los planes del ejército estadounidense.

75 años después, la cadena de televisión francesa France 2 contactó a Robbins para que contara su historia de amor.

“Le dije que tal vez volvería y la llevaría conmigo, pero no fue así”, confesó el ahora veterano de guerra, un tanto afligido por no haber cumplido su promesa. Pero este hombre acudió al aniversario de dicha batalla, en donde concedió dicha entrevista, y la gente que charló con él se dio a la tarea de buscar por cielo, mar y tierra a Jeannine.

Robbins no tenía esperanza de reencontrarse con ella, pues creía que no seguiría con vida; sin embargo, un par de días después el “milagro” se dio. Ganaye seguía viva, con 92 años, y radicaba en una residencia para adultos mayores cerca de su ciudad natal.

Fue así como la televisora organizó el emotivo encuentro de esta pareja que confesó nunca se dejaron de amar, pese a que debieron seguir con sus vidas y se casaran con otras personas. De hecho, él conservó durante todo este tiempo una foto de su “gran amor”, esperanzado a que volvería a verla, y ella aprendió un poco de inglés pues tenía la esperanza de que Robbins regresaría algún día a buscarla.

“Jeannine, te quiero, mi amor”, fue lo que K.T. le dijo a Ganaye al despedirse, entre besos y abrazos. Ambos prometieron volver a verse.