Tres acusadas de robar más de $1 millón en ayuda estudiantil para alumnos que no fueron a la escuela

Las residentes de Inland Empire usaron identidades de otras personas para solicitar las ayudas, incluso de uno que se encontraba en una prisión estatal

Tres acusadas de robar más de $1 millón en ayuda estudiantil para alumnos que no fueron a la escuela
El esquema fraudulento operó entre los años 2013 y 2014.
Foto: Getty Images

Tres mujeres, residentes del condado de San Bernardino fueron arrestada este jueves como sospechosas de robar más de $1 millón de dólares en ayuda estudiantil para 235 estudiantes que, en su mayoría, nunca fueron a la escuela, según el comunicado del Departamento de Justicia del distrito de Central de California.

Sparkle Shorale Nelson, de 32 años, Shykeena Monique Johnson, de 31, conocida como “Shy” y Jerrika Eldrena Lashay Johnson, de 37, conocida como “Muffin”, “Big Sis” y “Jerrika Carter”, fueron acusadas de engañar al Departamento de Educación pidiendo fraudulentamente ayudas financieras para supuestos estudiantes del Colegio Fullerton y otras escuelas.

“Algunas de las solicitudes de ayuda estudiantil se presentaron bajo los nombres de identidades robadas y al menos dos se presentaron en representación de reclusos en prisiones estatales de California”, según el comunicado.

Las mujeres obtuvieron información personal como Seguro Social, para aplicar a la Solicitud Gratuita de Ayuda Federal para Estudiantes (FAFSA, por sus siglas en inglés) entre los años 2013 y 2014.

Al menos $1.08 millones de dólares fueron desembolsados del Departamento de Educación y el colegio de Fullerton depositó $977,792 en tarjetas de débito que se enviaron a los acusados ​​y sus asociados.

De ser declaradas culpables, las acusadas enfrentarían más de 300 años en prisiones federales.


Arrestan a presunto responsable de desaparición y muerte de Mackenzie Lueck en Utah

Diputado disparó fatalmente a hombre en Este de L.A. tras pelea en parada de tráfico

Trump se muestra amigable con Putin y bromea sobre uno de los temas que más preocupa a EEUU