Político de Mississippi se niega a que una reportera le entreviste por ser mujer

El candidato republicano afirma que no puede estar solo con otra mujer que no sea su esposa

Robert Foster, candidato republicano para gobernador de Mississippi, negó a una periodista una entrevista a menos que estuviera acompañada por un colega masculino.

La reportera, Larrison Campbell, de Mississippi Today, había estado pidiendo entrevistar a Foster cuando, según informes, el director de su campaña se negó en nombre del propio Foster.

“En dos llamadas telefónicas esta semana, Colton Robison, director de la campaña de Foster, me comunicó que un colega masculino tendría que acompañarme si quería asistir en el próximo viaje de campaña porque creían que la óptica de la entrevista sería el de una mujer. También afirmaron que podría usarse en una campaña de desprestigio para insinuar un asunto extramarital”, escribió Campbell en una columna el martes.

El propio Foster corroboró los reclamos de Campbell en un tweet el martes por la noche, justificando su negativa porque solo estaba tratando de ser respetuoso con su esposa.

“Mi esposa y yo nos comprometimos a seguir la “Regla de Billy Graham”, que consiste en evitar cualquier situación que pueda provocar sospechas o comprometa nuestro matrimonio. Por lo tanto, mi decisión fue por respeto a mi esposa”, dijo Foster.

Un torrente de usuarios de Twitter respondieron rápidamente a su comentario, la mayoría de ellos denunciando la posición de Foster.

“Tal vez Robert Foster no debería estar en un cargo público si tiene puntos de vista religiosos tan extremos y no puede controlarse en torno a las mujeres” escribió una persona crítica con su actitud.

Foster, lejos de alejarse de la polémica, la reavivó con sus declaraciones:

“Como anticipé, la izquierda liberal perdió la cabeza por el hecho de que elijo no estar solo con otra mujer”, escribió en Twitter. “No pueden creer que, incluso en 2019, alguien todavía valora su relación con su esposa y defiende su fe cristiana”.

Horas más tarde, agregó: “No me dejaré intimidar por un grupo de socialistas radicales y comunistas cuyo objetivo en la vida es desmantelar Estados Unidos. De hecho, estoy ansioso por luchar contra esos objetivos radicales “.

La posición de Foster recordaba al vicepresidente Mike Pence, quien dijo en entrevistas que no comería solo con una mujer que no fuera su esposa.