Cosmiatría, el arte de mantener la belleza de la piel

Descubre todos los tratamientos que abarca esta ciencia
Cosmiatría, el arte de mantener la belleza de la piel
Descubre en qué consiste esta ciencia que trata sobre el cuidado de la piel.
Foto: C00 License

En la actualidad, diversas disciplinas médicas y estéticas se dedican al cuidado y preservación de la perfección y salud de la piel. La cosmiatría es una de ellas.

Es un arte que estudia y preserva la belleza humana en todas sus nociones y aspectos. Se encarga de los cuidados cosméticos y estéticos de pieles tanto sanas como enfermas.

Un profesional en el área posee conocimientos de química cosmética, anatomía, fisiología, piel, anexos y patologías comunes, razón por la que puede aplicar variedad de tratamientos o aparatología estética para paliar afecciones que van desde las que son meramente estéticas a las de mayor severidad.

Además de ello, un Cosmiatra puede trabajar en forma conjunta con un médico cirujano plástico aplicando tratamientos pre y post quirúrgicos en sus pacientes.

Otro detalle a destacar es que los productos empleados en cosmiatría, si bien son de aplicación tópica, tienen una penetración mucho mayor que los productos cosmetológicos, estos pueden llegar a capas profundas del tejido e incluso hasta las células.

Diferencia entre Cosmiatría y Cosmetología

Son dos términos que comúnmente la gente suele confundir y pensar que se trata de lo mismo cuando no es así.

La principal diferencia entre ambas ciencias es que un especialista en cosmetología solo está capacitado para tratar la piel sana y ofrecerle cuidados estéticos, mientras que una persona formada en cosmiatría tiene los conocimientos necesarios para abordar diversas patologías de la piel sana y enferma.

Por lo general un Cosmiatra también es Cosmetólogo, ya que ambas ciencias trabajan en conjunto cuando se trata cualquier tipo de piel. Por ejemplo, en el caso de una piel con acné necesita de productos cosmetológicos que calmen la inflamación que producen las pústulas, y tratamientos cosmiátricos destinados a reducir el exceso de secreción sebácea y eliminar los brotes.

Tratamientos cosmiátricos más habituales

  • Limpieza o higiene profunda de cutis

El tratamiento cosmiátrico se basa en una higiene profunda de la piel mediante la exfoliación de las capas superficiales con peeling mecánico o químico, extracción de comedones, aplicación de máscaras especiales, drenaje linfático facial y uso de aparatología extra si es necesario.

  • Tratamiento del acné

Se aplican agentes químicos que eliminen las capas superficiales de la piel, reduzcan la secreción sebácea y vayan suavizando las imperfecciones en la piel producidas por los brotes.

A su vez se realizan sesiones de alta frecuencia para desinfectar la zona y reducir el número de bacterias Cutibacterium acnés, responsables del acné.

Los peelings mecánicos también son utilizados para reducir las secuelas causadas por los brotes de acné, suavizar la piel y ayudar al proceso de reparación.

Se realizan extracciones de comedones, se aplican máscaras caolínicas o astringentes y otras descongestivas para reducir las rojeces y la inflamación.

  • Microdermoabrasión

Tratamiento cosmiátrico para todo tipo de pieles, tiene diversos beneficios y utilidades: es eficaz en el control del acné como también sirve para suavizar arrugas finas y preparar la piel para tratamientos posteriores incrementando la capacidad de penetración de los diversos productos cosméticos aplicados.

Básicamente realiza un pulido de la capa superficial de la piel dando como resultado un tejido más terso y luminoso, mejora la circulación de la sangre y por ende la nutrición y oxigenación de los tejidos.

  • Mesoroller

El mesoroller es una técnica cosmiátrica no invasiva que se emplea para tratar diversas afecciones de la piel del rostro y del cuerpo. Se usa para eliminar arrugas, flacidez, estrías, cicatrices, marcas de acné, celulitis, alopecia, etc.

Es un rodillo con microagujas de titanio o de acero quirúrgico de diferente calibre según el problema a tratar. Estas realizan lesiones microscópicas en el tejido con la finalidad de abrir temporalmente los poros, liberar factores de crecimiento, estimular la producción de colágeno y elastina y la regeneración celular.

Sin dudas que la cosmiatría es un arma invaluable en el cuidado y la preservación de la piel, y para que sea realmente efectiva debe ser utilizada por un profesional capacitado. Esto es un aspecto esencial a tener en cuenta la hora de acudir a un centro de estética.