La guerra del cártel Jalisco Nueva Generación por el centro de México

La organización divulga en las redes sociales sus supuestas buenas acciones en contra de otros cárteles como un mecanismo de propaganda
La guerra del cártel Jalisco Nueva Generación por el centro de México
Nemesio Oseguera Cervantes, alias "El Mencho".
Foto: PGR

MEXICO –  El muerto apareció en una escena espeluznante: colgado, pero los momentos previos al asesinato de Adolfo Mendoza Valencia, “El Michoacano“, fue peor: rodeado de 10 hombres vestidos a la usanza militar y armados con armas largas, fue filmado medio desnudo.

El video divulgado en redes sociales se atribuyó al cártel Jalisco Nueva Generación. La Organización criminal habría capturado a “El Michoacano”, lo encueró y sometió a un interrogatorio para que confesara que es uno de los sicarios de José Antonio Yepez “El Marro”, líder del Cartel de Santa Rosa de Lima, ubicado en el corazón del país, en el estado de Guanajuato. Y mucho más.

“El Marro” y la pequeña comunidad que tiene el nombre del cártel saltaron a la fama a principios de año cuando el gobierno mexicano montó una estrategia de lucha en contra del robo de combustible que generaba millonarias ganancias en la región. En marzo, lanzó sin éxito el operativo “Golpe de Timón”, luego la Unidad de Inteligencia financiera congeló sus algunas cuentas.

Aún así sigue El Marro sigue en operaciones como el líder del CJNG, Nemesio Oseguera “El Mencho”, quien, según la DEA es ya uno de los criminales más ricos del mundo con 1,000 millones de dólares a su favor y el objetivo de controlar todo el país: de acuerdo con un informe de la administración pasada ya lo hizo en 22 de los 32 estados del país, desangrando a organizaciones criminales locales.

Carlos Rodríguez,  analista del Colectivo de Análisis de la Seguridad con Democracia, explica que el CJNG actualmente tiene una posición dominante debido a dos factores: la venta local y tráfico internacional de metanfetaminas, drogas de diseño, marihuana, cocaína y hasta fentanilo; así como una apuesta por el robo de combustible.

“Esto lo ha llevado a férreos enfrentamientos contra grupos locales que sentían su liderazgo incuestionable, por ejemplo contra los Zetas en Puebla y Veracruz o contra el grupo de Santa Rosa de Lima”.

Para hacerse aliado de la población de la zona del centro, el CJNG ha utilizado prácticas comunes de las organizaciones criminales: inmiscuir a la población y divulgar en redes sociales supuestas buenas acciones en contra de otros cárteles como un mecanismo de propaganda.

Lo hizo previamente la Familia Michoacana en contra de secuestros y extorsiones aunque después terminó intimidando por la misma vía a la población; después el Cartel de Los Caballeros Templarios y lo repite ahora el CJNG.

En el video divulgado sobre “El Michoacano”, la organización de El Mencho interrogó a su rehén para hacerlo confesar que ha matado a “mucha” gente inocente en Irapuato, entre ellos a tres familias de diversas clases sociales en Irapuato (una mujer embarazada, un niño de cuatro años, otra pequeña de seis, un abogado, unas tortilleras…), además de provocar el cierre de negocios por no pagar derecho de piso.

“A toda la población del municipio de Irapuato se les informa, somos el grupo élite de las cuatro letras, estamos aquí para dar paz y tranquilidad a todo el estado de Guanajuato”, adviertió uno de los 10 hombres armados que lo rodean. “Esto va para ti Marro mugroso”.