Partidazo: Arsenal y Tottenham empataron en el apasionante derbi del norte de Londres

Gunners y Spurs no decepcionaron a nadie en el juego de la semana
Partidazo: Arsenal y Tottenham empataron en el apasionante derbi del norte de Londres
Harry Kane le había dado la ventaja a los Spurs, pero no fue suficiente.
Foto: EFE

Qué partidazos se viven cada fin de semana en la Premier League y el que pintaba para el juego de la semana, entre Gunners y Spurs no decepcionó a nadie.

El Arsenal por fin compitió como un equipo de los ‘Big Six’, se vio 0-2 abajo en el derbi del norte de Londres contra el Tottenham y reaccionó con valentía y coraje para levantar un punto y retomar una moral trastocada luego del baile ante el Liverpool la semana pasada.

Comenzaba a ser una costumbre la falta de competitividad del Arsenal ante los grandes equipos. Daba igual que fuera el Liverpool, el Manchester City o el Tottenham Hotspur. El equipo de Unai Emery naufragaba ante los mejores y en el derbi del norte de Londres, los ‘Spurs’ sacaron los colores a los ‘Gunners’ durante buena parte del partido.

Se avecinaba otra decepción en un Emirates Stadium que tuvo su traidor en las en la figura de Granit Xhaka, capitán del Arsenal y autor de un penalti infantil e innecesario que parecía sentenciar a los suyos.

Otra vez, como ante el Liverpool, el Arsenal encajó un gol en los primeros minutos: Pelotazo de Lloris, continuación de Kane en el medio. Son para Lamela, disparo del argentino, no ataja Leno y Eriksen la empujó… Bienvenidos.

Minutos más tarde, el penal: Xhaka barrió todo a su paso. Tarde y mal, se llevó a Son por delante y no hubo nadie en el campo que replicara. Penalti y Kane para el 0-2.

Lacazette, en el añadido de la primera parte, se coló entre la defensa y fusiló al meta francés para recortar la distancia..

La entrada de Dani Ceballos cambió al Arsenal, se vio más dominante en el medio y jugó como un equipo grande, buscando la yugular del adversario. La encontró cuando Guendouzi destapó su habilidad como filtrador y puso un balón dentro del área, a la espalda de la defensa, que Aubameyang desvió con la planta de un pie a la red.

la grada replicó con cánticos a favor del español, porque el Arsenal echa de menos a un jugador distinto e imaginativo.

El marcador ya no se movió y los aficionados del Arsenal pudieron irse del campo sabiéndose los ganadores morales del encuentro. Al menos, ya compiten contra los grandes y el próximo paso es ganarles.