Fuerte oposición a iniciativas de ley de reciclaje en California

Grandes recicladores señalan que leyes de empaque no logran diferenciar los artículos en función de la capacidad de reciclaje y el desempeño ambiental general
Fuerte oposición a iniciativas de ley de reciclaje en California
La iniciativa aún está a la espera de la firma del gobernador Gavin Newsom. / archivo.
Foto: La Opinión

Basados en la revisión del pasado septiembre 6 y las enmiendas efectuadas a las iniciativas de ley SB 54, del senador Benn Allen (D-Santa Mónica) y la AB 1080, de la asambleísta Lorena González (D-San Diego) diversas compañías  que manejan basura y residuos en grandes volúmenes declararon su oposición a que sean aprobadas, a menos que sean corregidas.

Las compañías  encabezadas por el Consejo de Rechazo al Reciclaje de Residuos de Athens Services California, la Asociación de Reciclaje del Inland Empire, la Asociación de Eliminación de Desechos de Kern y Los Ángeles , así como la Gestión de Residuos del condado de Orange, dieron a conocer en un escrito a ambos legisladores sobre su compromiso como recicladores.

“Somos recicladores comprometidos, y somos únicos entre aquellos interesados ​​en esta legislación, ya que hemos invertido literalmente miles de millones de dólares en el programa de reciclaje de California y el desarrollo de instalaciones en los últimos 40 años”, indica la misiva firmada por Alex Osegueara y John Mofatt, directivos de Athens Services.

“Algunos de nosotros fuimos partidarios iniciales de ambas medidas [legislativas] y de los esfuerzos para reducir la contaminación plástica y abordar la pérdida de mercados para materiales reciclables se encuentran entre nuestras principales prioridades”.

Ambos dieron a conocer que comparten la creencia de que los fabricantes y productores deben aceptar la responsabilidad de garantizar que sus envases y productos sean reutilizables, reciclables o compostables. No obstante, dicen diferir en los detalles del enfoque para abordar la problemática.

Identifican tres enmiendas propuestas a SB 54 Y LA ab 1080: la adición de un lenguaje que identifique específicamente los programas de empaque EPR (Responsabilidad Extendida del Productor)  como una opción para una posible inclusión en las regulaciones que desarrollará CalRecycle.

“Si bien el EPR puede ser un ser un método aceptable para abordar el manejo de materiales difíciles dñe manejar, como la alfombra de desecho o la pintura usada, todavía no se ha realizado el caso para extender el alcance del EPR al embalaje”, escribieron

“De hecho, un análisis reciente (marzo de 2019 de la experiencia de EPR en Columbia Británica sugiere que el modelo de responsabilidad colectiva en el que se basa su ley de EPR de empaque realmente reprime cualquier necesidad de hacer que un paquete sea más fácilmente reciclable o menos tóxico”.

La carta señala, además, que las leyes de Empaque Responsabilidad Extendida del Productor, de hecho, no logran diferenciar los productos en función de la capacidad de reciclaje y el desempeño ambiental general. De hecho,  discriminan activamente contra los productos livianos que son difíciles de reciclar pero que aún tienen una huella ambiental menor que sus competidores reciclables.

EPR -añadieron- debe implementar un enfoque de reciclar para el manejo de materiales y lograr la huella ambiental más baja. Es decir, que el empaque EPR no ha resultado en el tipo de rediseño de productos que sus defensores habían afirmado que haría.

“No hace nada para proporcionar una solución de mercado final o para aumentar la demanda de materia prima reciclada”, indicó Oseguera.

En consecuencia, instaron a que se eliminara el Artículo 4 de la ley, junto con todas las referencias que autorizan expresamente a CalRecycle a incluir EPR en las regulaciones de implementación.

“No nos oponemos a un estudio del problema, y ​​si CalRecycle llevara a cabo dicho estudio y luego concluyera que el EPR de empaque debería incluirse entre el conjunto de enfoques para administrar el empaque de un solo uso, el asunto debería remitirse a la Legislatura”, señalaron..

Pese a todo, la industria del reciclaje en California está dividida en torno a los proyectos legislativos que quitarían del camino los obstáculos para el empaque EPR.

Hasta el cierre de edición, no se había dado a conocer el resultado de la resolución final adoptada en la legislatura estatal.

La llamada Ley de Economía Circular y Reducción de la Contaminación es una legislación importante que podría cambiar la forma en que los productos de consumo se diseñan y reciclan mucho más allá de California.