Enrique Borja, la manzana de la discordia que inicio el clásico América-Pumas hace 50 años

La leyenda de ambos equipos contó cómo fue su transferencia al América

Enrique Borja, la manzana de la discordia que inicio el clásico América-Pumas hace 50 años
Enrique Borja, jugador leyenda de Pumas y América.
Foto: Imago7

Uno de los pasajes más ardientes y que inició con la recalcitrante rivalidad que existe entre América y Pumas en México fue el inesperado traspaso de Enrique Borja, uno de los atacantes más icónicos en la historia del fútbol mexicano y que vistió dos de las camisetas más populares.

Se cumplieron 50 años de este histórico momento, cuando Borja estaba a punto de renovar con el equipo de sus amores (en aquel entonces), el Club Universidad,

Había terminado mi contrato ese 1969 con Pumas e iba a firmar uno nuevo. Me había entrevistado con el presidente Andrade Pradillo y le había dicho que qué aumento me iba a dar, me dijo ‘después te digo’. Estaba esperando su llamada y de repente vi la noticia en un periódico donde decía que no me iba a aumentar y que si me daban cinco centavos más, él se iba”

Las declaraciones indignaron a Borja, pero su intención de permanecer en los Pumas era clara, hasta que en una comida con el ex directivo del América, Guillermo Cañedo, este le sacó un comprobante que mostraba que ya había sido vendido al América…

Para mí fue una gran sorpresa porque me había dicho que iba a firmar con Pumas. Le dije a Cañedo ‘le agradezco el interés del América, es un equipazo, pero no me quería ir de Pumas y voy a hablar con el doctor Andrade Pradillo, porque no soy un costal de papas para que me vendan así.

Así inició el clásico capitalino y la pésima costumbre de no preguntarle a los jugadores si querían ser transferidos, poniendo siempre por delante los intereses económicos del equipo en lugar de los del jugador.