Defensores del voto latino demandan a la ciudad de Carson

Defensores del voto latino demandan a la ciudad de Carson
Al Robles es alcalde de la ciudad de Carson. / FB:Robles
Foto: Al Robles

Este domingo el Daily Breeze publicó un artículo donde señala una batalla legal entre la actual administración de la ciudad de Carson y un grupo defensor de los derechos de los votantes latinos, quienes argumentan que el actual sistema del voto en la ciudad permite la polarización racial e ilegal en las elecciones locales.

El concejal de la ciudad, Jim Dear, anunció el pasado martes, durante una junta especial, que el trabajo de un demógrafo contratado para establecer los distritos electorales estaba siendo suspendido en forma indefinida, ante la mirada sorpresiva del alcalde Al Robles, según lo deportó el diario.

Actualmente Carson tiene un sistema de voto general, donde todos los residentes ejercen su derecho a votar para elegir a cada uno de los cinco concejales que los representan, no obstante, en ciudades de alrededor de 100 mil residentes, se decide establecer un sistema de voto por distrito para que todos los grupos que componen la ciudad tengan oportunidad de ser representados y, para evitar demandas. De acuerdo al Censo de 2010, la ciudad ya contaba con 91,000 residentes en ese tiempo.

Uno de los grupos que se verán beneficiados con la demanda son los latinos, quienes conforma ya casi un 40% de la población en la ciudad, pero solo tienen a un representante político en el Concilio. Además, y según el diario, en las elecciones del 2004, 2015, 2016, 2017 y 2018, los latinos, quienes tienden a votar por candidatos de su mismo grupo, todos sus candidatos han sido derrotados en las elecciones generales, es por eso la importancia de la distribución de distritos, ya que, de acuerdo a la población, por lo menos, los latinos deberían de tener dos representantes en el Concejo.

Por lo pronto y de acuerdo al reporte, el trabajo de redistribución de distritos estará parado hasta no conseguir una segunda opinión.

Dicha decisión fue anunciada el martes por Dear y apoyada por los concejales Cedric Hicks y Lula Davis-Holmes en una junta especial que los tres funcionarios solicitaron.

Esta decisión tira por la ventana el trabajo de varios meses del demógrafo, según Robles, y surge justo cuando ya se tenía programado unas elecciones por distrito el próximo año.

“No sé exactamente qué es lo que está pasando aquí”, dijo Robles, quien argumentó que esta decisión costará millones de dólares a la ciudad. “Unánimemente aprobamos la contratación del demógrafo que ahora estamos usando”.

Según Kevin Shenkman, un abogado del Southwest Voter Registration Education Project, un grupo no partidista, ese mismo día se había advertido que la decisión de la ciudad los obligaría a tomar una acción legal inmediatamente. Y así lo hicieron.

El miércoles 11 de septiembre, la ciudad de Carson fue demandada en la Corte Superior de Los Ángeles, argumentando que el sistema general que actualmente utilizan viola la Acta de los Derechos del Votante.

Shenkman indicó la semana pasada que él y su grupo han entablado por lo menos una docena de demandas similares desde el 2011 y nunca han perdido una demanda. Si la acción se decide en un juicio, millones de dólares estarían en juego entre costos legales y acuerdos.

Artículo que apareció en el periódico Daily Breeze