Chelís no sólo está decepcionado del futbol, ¡sino de la raza humana!

El ex DT del Puebla reveló que se ha “topado” con mucha gente que no es buena
Chelís no sólo está decepcionado del futbol, ¡sino de la raza humana!
José Luis Sánchez Solá está decepcionado de la raza humana.
Foto: Agencia Reforma

José Luis Sánchez Solá, ex director técnico del Puebla ayer anunciaba su retiro del futbol porque “estaba harto” y “ya no le gustaba dirigir”, pero hoy reveló que la verdadera razón es que no tenía mucho poder en el equipo y que no era él quien decidía horarios, formas ni cargas de entrenamiento, lo que lo llevó a sentirse decepcionado, más que del futbol, de la raza humana.

“Estoy muy decepcionado de la raza humana. En los tres últimos equipos, que es lo que me gusta hacer, me he topado con gente que no es buena. Me levanto todos los días y mi único chiste es ser mejor persona”, declaró en entrevista al Periódico Reforma.

Esto lo detalló más adelante, explicando que en el Puebla se encontró a jugadores empoderados, que eran quienes decidían cómo serían los entrenamientos, algo que afectaba el rendimiento del equipo, porque si no se entrenaba lo suficiente, no se entregaban resultados en el campo. Como ejemplo, puso a Jesús Zavala, Daniel Arreola y Néstor Vidrio, quienes no respondieron en el campo como él esperaba

Empezaron muy mal la pretemporada, se salían a la mitad, menos trabajo, nada más querían una sesión”, explicó. “No me la tendieron (la cama),simplemente se empoderaron de tal manera en que ya mandaban ellos, ya decían los horarios, ya decián si en la mañana o en la tarde, las maneras, las formas, las cargas”, mencionó.

“No puedes dar la libertad porque hoy te firman por 2 o 3 años, te juegan bien un semestre y los otros 2 el jugador se tira a la hamaca, y no tienes cómo rescindir el contrato”, agregó.

También se dijo decepcionado de su cuerpo técnico: “Los (auxiliares) del semestre pasado, el ‘Ruso’ (Damián Zamogilny) y Rafa (Fernández), no eran tan brillantes como estos (Octavio Becerril y Joaquín Velázquez), pero por lo menos me seguían, trataban de seguirme, estos no.

Y la forma de manejar el equipo tampoco se salvó de sus mordaces declaraciones: “La gente no sabe quién es el dueño del Puebla. El papel dice que es (Manuel) Jiménez; Jiménez no decide nada, es TV Azteca y TV Azteca hace un programa que se llama “Viernes Botanero” y se acabó. Ellos entran en un Draft en el que a los Chargoy no les dejan comprar jugadores porque tenían deudas. Se acerca TV Azteca y dice, ‘cuánto debes?’, pues tanto. ‘A ver, mira, te doy tanto y entro y hablamos con Decio de María y arreglamos todo’. El Puebla no iba a competir”.

Y remató con una frase que para él describe a la perfección lo que lo hace sentirse decepcionado del futbol:

“En todas estas madres cada quien trabaja por su lado, cada quien ve su conveniencia”, finalizó.