Imelda deja 4 muertos en Texas, cientos varados y atrapados en las inundaciones

Aún el noreste de Texas, Arkansas, Oklahoma y Louisiana podrían ver inundaciones repentinas
Imelda deja 4 muertos en Texas, cientos varados y atrapados en las inundaciones
La Guardia costera ayuda a rescatar personas en Beaumont, Texas.
Foto: Cortesía U.S. Coast Guard

Los efectos residuales de Imelda, un fenómeno meteorológico que tocó tierra el pasado martes como tormenta tropical cerca de Freeport, Texas, han dejado tras su paso al menos cuatro muertes hasta este viernes, reportó la agencia de noticias The Associated Press.

Un hombre de 19 años se ahogó y se electrocutó mientras trataba de mover su caballo a un lugar seguro, según un mensaje de su familia compartido por la Oficina del alguacil del Condado de Jefferson. Crystal Holmes, una portavoz del departamento, dijo que la muerte ocurrió durante una tormenta eléctrica.

Un hombre de 40 ó 50 años se ahogó cuando intentó conducir una camioneta a través de las aguas de 8 pies de profundidad cerca del Aeropuerto Intercontinental Bush en Houston, durante la hora pico del jueves por la tarde, dijo el alguacil del condado de Harris, Ed González.

Una tercera muerte fue la de un hombre cuyo cuerpo fue encontrado en una zanja el viernes al norte de Houston, dijo el portavoz del alguacil del condado de Harris, Jason Spencer. Las indicaciones preliminares son que el hombre no identificado se ahogó.

También el viernes, la policía en Beaumont dijo que el cuerpo de un hombre de 47 años fue encontrado en un Toyota Prius, descubierto en un canal inundado después de que las aguas retrocedieron.

El Servicio Meteorológico Nacional dijo que las estimaciones preliminares sugirieron que el Condado de Jefferson fue inundado con más de 40 pulgadas (102 centímetros) de lluvia en un lapso de sólo 72 horas, lo que lo convertiría en el séptimo ciclón tropical más húmedo que golpea los Estados Unidos continentales.

“El problema es que no se pueden obtener 40 pulgadas de lluvia en un período de 72 horas y estar completamente preparado para eso”, dijo la portavoz del condado de Jefferson, Allison Getz, a The Associated Press el viernes. “En este momento no hemos podido evaluar completamente lo que sucedió”.

Las secuelas de la tormenta tropical Imelda, que ha sido comparada con el huracán Harvey de hace dos años, ocasionaron grandes dolores de cabeza por el colapso del tránsito en el sur del estado. Miles de automovilistas recorrieron calles inundadas y los viajes aéreos enfrentaron retrasos y cancelación de vuelos.

Nueve barcazas se liberaron de sus amarres, y la Interestatal 10 sobre el río San Jacinto se cerró en ambas direcciones cuando dos de las barcazas se estrellaron contra los puentes la madrugada del viernes. Casi 123,000 vehículos cruzan normalmente los puentes cada día, según el Departamento de Transporte de Texas.

La lluvia más fuerte había terminado el jueves por la noche en el sureste de Texas, pero los pronosticadores advirtieron que partes del noreste de Texas, Arkansas, Oklahoma y Louisiana podrían ver inundaciones repentinas mientras los restos de Imelda se desplazan hacia el norte.

Los funcionarios del condado de Harris, que incluye a Houston, dijeron que hubo una combinación de al menos 1,700 rescates y evacuaciones en aguas profundas para que la gente se refugiara, ya que la duración y la intensidad de la lluvia sorprendieron incluso a aquellos que se habían preparado para las inundaciones. La tormenta también inundó partes del suroeste de Louisiana.

Más de 900 vuelos fueron cancelados o retrasados ​​en Houston el jueves. Más allá en la costa del golfo de Texas, las autoridades advirtieron en un momento que un dique podría romperse cerca de Beaumont en el condado de Jefferson. Durante Harvey, la única estación de bombeo de Beaumont fue inundada por las lluvias, dejando a los residentes sin servicio de agua durante más de una semana.

Imelda es la primera tormenta importante en tocar tierra en el área de Houston, desde que Harvey se mantuvo durante días e inundó la costa del Golfo, ya de por sí propensa a inundaciones. Esa tormenta arrojó más de 5 pies (1,5 metros) de agua cerca de la frontera de Louisiana, y dos años después, parecía que en algunos lugares Harvey se estaba reproduciendo nuevamente.

La inundación de Imelda se produjo cuando el huracán Humberto voló los tejados y derribó árboles en la isla de las Bermudas en el Atlántico británico, y se esperaba que el huracán Jerry se trasladara al norte de las Islas de Sotavento el viernes y al norte de Puerto Rico el sábado. En México, la gente en Los Cabos se estaba preparando para la llegada del huracán Lorena.

Editado por Luis Hernández con información de AP