Tarjeta Roja: ¿Quién es Carlos Hurtado y por qué pesa tanto en el fútbol mexicano?

El nombre del promotor suena por todos lados, pero... ¿quién es en realidad?

Tarjeta Roja: ¿Quién es Carlos Hurtado y por qué pesa tanto en el fútbol mexicano?
Luis Fernando Tena es 'buen amigo' de Carlos Hurtado, pero según él, no es su representante.
Foto: Imago7

La Liga MX está secuestrada desde hace décadas por los personajes más oscuros del fútbol mexicano: los promotores.

Una profesión respetable, admirable y aspiracional en otras latitudes del mundo, en México tiene una fama de todo lo contrario, por algunos de ellos que escondidos, desde sus celulares manejan jugadores, técnicos, medios de comunicación y periodistas; son los que realmente se quedan con la tajada grande del negociazo que es el fútbol mexicano y siempre… desde lo oscurito.

De estos personajes misteriosos del fútbol mexicano, el nombre de uno destaca actualmente: Carlos Hurtado, un auténtico fantasma de quien nadie tiene ni fotos y que obviamente no está reconocido por la Federación como representante; una leyenda que según lo que se dice, entre otras cosas vende jugadores internacionales a precios estratosféricos en la Liga MX repartiendo comisiones desde directores técnicos hasta presidentes de los equipos.

Así, desde hace décadas, Hurtado y un par de promotores más, presumiblemente han comprado a muchos de los que toman decisiones de compra en los equipos y así, en un círculo infinito siguen llevando jugadores carísimos repartiéndose el negocio, pero llevándose la mayor parte siempre.

Estamos hablando de cientos de transacciones millonarias que generan enormes ganancias, muchas de ellas, ni siquiera declaradas ante Hacienda y muchas de ellas -lean bien esto- de jugadores que NUNCA jugaron en los equipos que los compraron.

¿Las consecuencias? Muchas: menos oportunidades para los jugadores mexicanos, canteras de equipos completas en quiebra y muchas carreras truncadas, familias afectadas.

La polémica con Hurtado se ha revivido, debido al despido de Tomás Boy en Chivas y la contratación súbita de Luis Fernando Tena, buen amigo de Carlos Hurtado, aunque según él mismo… no lo representa.