En California los ricos se hacen más ricos y los pobres ven su salario reducido ante la inflación

La desigualdad en el ingreso sigue creciendo en uno de los estados más progresivos del país; en algunos condados la disparidad es extrema
En California los ricos se hacen más ricos y los pobres ven su salario reducido ante la inflación
En California los latinos es uno de los grupos que menos ingresos lleva a su hogar. (Aurelia Ventura/ La Opinión)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinión

California es conocido como el estado de oro -al menos para aquellos que están en la cima de la escala de ingresos. Para el resto de la gente, el apodo del estado se puede aplicar por su soleado y agradable clima, pero no por el dinero que ganan.

En un enfoque del análisis de la información de la Oficina del Censo de Los Estados Unidos que realizó California Budget and Policy Center (CBPC, por sus siglas en inglés) se encontró una brecha más grande entre las personas que ganan bastante dinero y las que no.

El análisis de CBPC encontró grandes ganancias entre los residentes más ricos del estado, ganancias modestas entre gente de la clase media o medianos ingresos, y pérdidas de ingreso entre las personas que ganan menos de acuerdo al ajuste de la inflación.

El ingreso mediano de un hogar en California, según lo reportó el CBPC, aumentó en un 6.4%, de 70,744 en el 2006 a $75,277 en el 2018, incluyendo el ajusto a la inflación.

En Los Ángeles miles de personas viven en la calle debido a los problemas económicos en los últimos dos años.(Aurelia Ventura/La Opinion)

Para las personas que se encuentran en el 5% más alto de los ingresos en el hogar, el ingreso creció en un 18.6%, de $426,851 en el 2006, a $506,421 en el 2018.

Mientras que los hogares que se encuentran en el 20% más bajo de la lista, perdieron un 5.3% de los $16,441 que ganaba en el 2006 a $15,562 en el 2018. El análisis fue hecho basado en la información de la Encuesta Comunitaria Americana que realiza la Oficina del Censo.

El incremento de la brecha económica entre los ricos y los pobres no es única de California, según la Oficina del Censo de los EEUU. Del 2017 al 2018 la información indica que la desigualdad del ingreso también se extendió en otros ocho estados, entre los que se encuentran Alabama, Nebraska, New Hampshire, Virginia, New Mexico, aunque en la mayoría de los estados permaneció constante.

La desigualdad de los ingresos es generalmente medida a través del Index Gini que asigna el grado cero a un índice de perfecta distribución de la riqueza dentro de la población, y el grado uno para representar la desigualdad. En el 2018, el índice general de Gini para EEUU fue de .485, “significativamente mayor” que su estimación de 2017 de .482, informó la Oficina del Censo.

Las tendencias en California son especialmente preocupantes, dijo Sara Kimberlin, analista senior de políticas de CBPC, dados los aumentos en el costo de vida en todo California. De 2006 a 2017, la organización descubrió que el alquiler promedio considerando la inflación aumentó en un 16% en todo el estado, mientras que el salario promedio por hora para los trabajadores cayó medio punto.

“Entonces ese es el verdadero desafío que California debe enfrentar”, dijo Kimberlin. “Tenemos dos tendencias que se mueven al mismo tiempo: los ingresos se mantienen relativamente igual para las personas de la clase media y de bajos recursos, mientras que el costo de vida sigue aumentando”.

En el Área de la Bahía, donde el costo de la vivienda se ha convertido en un tema de conversación diario, esas tensiones son más aguda, dijo Megan Joseph, directora ejecutiva de Rise Together, una coalición regional destinada a reducir la pobreza en el Área de la Bahía.

Según los datos del censo, el ingreso promedio para los que más ganan en muchos condados del Área de la Bahía en 2018 fue incluso más alto que el promedio estatal para los hogares más ricos. Y el condado de San Francisco tuvo la mayor disparidad de ingresos ya que el 5% de los hogares que tuvieron más ingresos, obtuvieron un promedio de $ 808,105, en comparación con los $16,184 que gana el 20% de la población de bajos recursos.

En el condado de San Mateo, los más ricos ganaron hasta $810,917 en 2018, mientras que el quinto ingreso inferior recaudó $25,039. El condado de Alameda reflejó el promedio estatal más cercano, donde los más ricos obtuvieron $539,883 y los más pobres $20,041. El informe CBPC sobre la creciente brecha de ingresos en el estado, publicado el 26 de septiembre, no incluía cifras para condados individuales.

“El Área de la Bahía siente la disparidad entre los números en la parte superior y los salarios estancados de los que menos ganan, mucho más que la mayoría de las otras áreas de California debido al costo de vida”, dijo Joseph.

Junto con la creciente desigualdad, los datos también mostraron altos niveles de pobreza entre los californianos. Un análisis anterior de los datos del censo de CBPC en septiembre, basado en la llamada medida de pobreza complementaria, que tiene en cuenta el costo de la vivienda y otros gastos, encontró que aproximadamente 7.1 millones de personas cada año no tenían lo suficiente para pagar los gastos básicos entre 2016 y 2018.

“Vemos que solo un gasto extra, una emergencia de unos $500 o $1000, los llevaría al borde de la quiebra”, dijo Joseph. “Estamos hablando de un gran porcentaje que vive al límite y cada mes apenas y sale adelante con sus gastos”.

Erica Hellerstein es periodista en The Mercury News en San José y trabaja para The California Divide, una colaboración entre varias salas de redacción que examina la desigualdad de ingresos y la supervivencia económica en California.